viernes, 23 de febrero de 2018

Cómo deben actuar las empresas en redes sociales

Por Víctor Gañán, director y fundador de Servilia, agencia de marketing digital y social media

Conociendo cómo ha evolucionado el comportamiento de los consumidores hacia las marcas en la red, lo primero es definir un plan con una estrategia bien orientada. No se trata de estar en redes sociales, sino de crear nuevos nexos de comunicación y generar experiencias a los clientes en redes sociales.

Nueva perspectiva: El usuario final decide la información que quiere consumir y, por tanto, nos debe elegir. Hablo de planes a largo plazo cuyo pilar fundamental es el marketing de contenidos y donde la marca establece una estrategia de 360 grados alrededor de sus clientes potenciales. Hay que decidir qué recursos humanos y económicos se van a destinar a la organización: formación, equipo interno de gestión, equipo externo de apoyo, departamentos implicados, plan de comunicación interna, etc.

Escucha la red: Es preciso establecer una escucha activa en las redes sociales antes de entrar, conocer cómo se habla del producto o servicio, qué tipo de conversaciones se pueden generar, si hay demanda de información sobre el sector y de qué forma se demanda. Se deben establecer unas correctas palabras clave para ayudar a filtrar la información existente en la red y es importante definirlas según los objetivos. Para posicionar la web de un negocio, conocer información interesante del sector o detectar posibles demandas del producto. También es posible escuchar lo que hace la competencia.

Crea tu mapa 2.0: Ahora, es posible pasar a la acción y crear los perfiles en redes sociales, abriendo los canales adecuados a los tipos de relaciones que se quieran establecer con los clientes o los contenidos que se ofrecerán en la red. ¡Es el mundo 2.0!. La gran mayoría se equivoca empezando y terminando su estrategia en este paso y, además, no lo hace bien.

Construye tu marca: Después de crear los perfiles es preciso comenzar a crear la identidad para que los potenciales clientes sepan más generando contenido de valor. Concibiendo una conversación eficaz se puede llegar a tener reputación online. La constancia lleva a crear confianza y solo después se puede formar una comunidad en torno a la marca.

Analiza resultados: No sirve de nada haber desarrollado acciones en redes sociales si no se es capaz de medir y valorar su eficacia, si se estudia cada canal los resultados siempre podrán mejorar de forma objetiva.