viernes, 20 de septiembre de 2019

Cespa invierte 100 millones en la modernización de la planta química de Puente Mayorga

Trabajos de modernización de Puente Mayorga de Cepsa Trabajos de modernización de Puente Mayorga de Cepsa

Cepsa ha modernizado una de sus plantas químicas más emblemáticas, la de Puente Mayorga (Cádiz, España), para convertirla en la primera fábrica que utiliza el proceso más innovador y sostenible para la producción de uno de los compuestos biodegradables más utilizados en los detergentes para la ropa. Esto ha supuesto una inversión de 100 millones de euros para la compañía.

La compañía ha expuesto este proyecto en CESIO 2019, el mayor congreso de surfactantes a nivel internacional los cambios y nuevos equipos que ha instalado en la planta gaditana. Cepsa revitaliza esta planta para que la instalación sea la primera en Europa y la segunda en el mundo en emplear la última generación de catalizadores Detal de lecho fijo (la primera planta en contar con esta innovación fue la instalación que tiene la compañía en Canadá). Se trata de un proceso más eficiente, eficaz y sostenible para la producción de alquilbenceno lineal (LAB) que sustituye una tecnología basada en ácido fluorhídrico (HF)

El proceso, que se culminará en 2020, permitirá conseguir con total flexibilidad todo tipo de grados comerciales de LAB  dentro de una misma instalación, en función de la demanda. Esta versatilidad permite a la compañía atender las demandas específicas de cada cliente. Desde la compañia señalan que "la tecnología Detal, además de mejorar la calidad del producto, aumentará la eficiencia de la planta y reducirá sus emisiones, pues necesita un menor consumo de gas natural y electricidad".

Además, también se instalarán los programas de transformación digital diseñados por la compañía. El sistema YET (Yield, Energy and Throughput), un programa de inteligencia artificial y aplicación de tecnologías propias de la industria 4.0 (machine learning, big data y advanced analytics), logrará optimizar los procesos y mejorar la eficiencia energética de la planta.

Mediante este proceso, también se va a ampliar la capacidad de producción de la planta en 50.000 toneladas de LAB (un 25 % más), con el objetivo de abastecer el consumo creciente de países emergentes de África. La compañía estima que desde ahora hasta 2035, la demanda de LAB de estos países aumentará un 5% anual.

Durante la presentación del proyecto en CESIO 2019, Salvador García Claros, director de Desarrollo e Innovación del área química de Cepsa, ha destacado: "somos líderes mundiales en la producción de LAB y en el desarrollo de la mejor tecnología para producirlo, utilizada en más del 80% de las nuevas plantas que se construyen a nivel internacional. Nuestra experiencia y liderazgo nos llevan ahora a ser los primeros también en instalar la tecnología Detal en una planta construida para HF. Estamos convencidos de que esta actualización aportará mayor competitividad a esta planta, además de aumentar nuestra capacidad para cubrir la creciente demanda de tensioactivos".

El LAB es el precursor del sulfonato de alquilbenceno lineal (LAS), el surfactante biodegradable más usado del mundo en detergentes para el lavado de ropa. El LAS se lanzó al mercado hace más de medio siglo y sus propiedades, explican desde Cepsa, hacen de él un ingrediente necesario tanto a formatos detergentes tradicionales (en polvo o barras detergentes), como en productos más sofisticados (cápsulas mono dosis o detergentes líquidos de alta concentración).