sábado, 22 de septiembre de 2018

Cepsa ‘La Rábida’ invierte 36 millones en sostenibilidad

La refinería cumple un 97% de sus objetivos ambientales en 2010

Cepsa Refinería ‘La Rábida’ ha alcanzado en 2010 el 97% de cumplimiento de los objetivos medioambientales programados, llegando al cien por cien en aspectos “fundamentales” como la reducción de emisiones o la gestión de residuos, según ha explicado el director del complejo petroquímico en Huelva, Rafael Martínez-Cañavate, en la presentación de la Declaración Medioambiental correspondiente al ejercicio pasado. De este modo, Martínez-Cañavate ha resaltado que este dato, que corrobora la línea mantenida durante la última década en la que el cumplimiento de los objetivos siempre ha superado el 90%, cobra “mayor relevancia si se tiene en cuenta que 2010 fue un año de especial complejidad como consecuencia de la finalización y puesta en marcha de la planta de ampliación de la capacidad de producción (ACPDM) y Cogeneración 2”. Las inversiones ambientales se elevaron a 36 millones de euros, que sitúan en 250 millones la inversión acumulada desde 1997. Las principales partidas se destinaron a proyectos relacionados con la aplicación de las mejores tecnologías disponibles en la ACPDM, destacando los 16 millones empleados en instalaciones para la reducción de emisiones atmosféricas. Los costes de gestión y mantenimiento de las infraestructuras ambientales fueron de 16,4 millones. Desde 1997 la cifra destinada a costes ambientales ha sido de 138 millones. El comportamiento del complejo en 2010 fue, ambientalmente, “muy positivo”, con evoluciones favorables en todos los parámetros, ya que las emisiones a la atmósfera fueron notablemente inferiores a los límites que fija la Autorización Ambiental Integrada (AAI) con importantes reducciones sobre las de 2009. En lo que respecta a las emisiones globales (efecto burbuja), los valores oscilan entre el 22% y el 36% de los límites permitidos. En la comparación con el año anterior se obtienen reducciones del 42% en dióxido de azufre (SO2), 24% en los óxidos de nitrógeno (NOx) y del 31% en partículas. Por otra parte, sobre los efectos de la actual coyuntura económica, Martínez-Cañavate ha explicado que en los dos últimos años se ha reducido entre un cinco y seis por ciento el consumo de crudo, que además se ha visto afectado por la eficiencia de los vehículos, ya que como ha ejemplificado “un coche ahora consume un 30% menos que uno de hace cinco años”.

M.R.N.