jueves, 02 de julio de 2020

Cepsa avanza en la implantación de su programa de transformación cultural y tecnológica 'Hadi Industrial'

Gracias a la digitalización la compañía mejora la productividad y los procesos Gracias a la digitalización la compañía mejora la productividad y los procesos

Cepsa lleva cerca de tres años trabajando para implantar el modelo llamado Hadi Industrial, generando una transformación cultural, espacial y tecnológica en los centros operativos de la compañía, convirtiéndose así en una empresa pionera en las formas de trabajo en entornos industriales y en la comunicación entre sus profesionales.

Mediante esta iniciativa, ya implantada en las oficinas del grupo en Madrid y otros centros de trabajo, Cepsa se adapta a la nueva realidad de la cuarta revolución industrial: la digital. "Un objetivo que ya se ha conseguido en el centro industrial de Palos (Huelva) y está en proceso en San Roque (Cádiz)", según explica la compañía.

Las empresas como Cepsa que trabajan las 24 horas del día tienen dos poblaciones definidas y diferenciadas: la jornada ordinaria (horario fijo y conectados) y a turno (horario sujeto a rotación y con bajo acceso a herramientas digitales). El proyecto Hadi Industrial se ha diseñado para estrechar esa brecha. "Para Cepsa, Hadi Industrial, más que una oportunidad, es una necesidad de implantar un modelo de trabajo que democratice y cubra las necesidades del trabajador a turno, de manera tangible y eficaz. Supone un cambio tecnológico y de optimización de procesos".

Además, el sistema de trabajo en las organizaciones empresariales e industriales, sin cambios en más de un siglo, da paso en Cepsa a la innovación a través de la digitalización, optimización de la información y nuevas formas de trabajo. Para 2022 el objetivo es que el 100% de las plantas de los centros industriales de Andalucía cuenten con las herramientas digitales del modelo Hadi Industrial.

Desde 2018, con el inicio del proyecto, "la transformación de los centros operativos no ha parado", afirman desde Cepsa. Finalizado el proceso en el complejo industrial de Palos, tanto en el área de Refino como en la Química, y acometiéndose en San Roque, los profesionales de la compañía "trabajan hoy de una forma más eficiente, segura y ágil".

Como resultado de esta transformación, los profesionales de la jornada a turno cuentan ya con tabletas para entornos industriales que cumplen con la directiva ATEX de la UE, la cual describe qué tipo de equipamiento tecnológico está permitido para el trabajo dentro de los centros industriales. Las tabletas permiten trabajar digitalmente con presteza y movilidad en campo, y disponer de una mayor accesibilidad y seguimiento de la información en cualquier momento y lugar, evitando desplazamientos innecesarios y facilitando la operación en la planta.

La compañía ha aumentado un 15% la eficiencia de los procesos y trámites relacionados con los trabajos de mantenimiento en planta

Esta tecnología, entre otras, permite realizar todas las gestiones relacionadas con los permisos de trabajo, reduciendo tiempos de planificación y ejecución, y eliminando el papel del proceso. También posibilita la consulta de los libros de relevo digitales desde cualquier punto, incluso fuera del complejo industrial, o la formulación de preavisos de mantenimiento, que incrementan la fiabilidad de la información y disminuyen los errores en el proceso.

Mejora de la productividad en procesos

Los cambios promovidos por el modelo Hadi Industrial han permitido capturar eficiencias que mejoran las operaciones y tareas de mantenimiento, aumentando la productividad de los equipos de trabajo en más del 6%, con un potencial de cerca del 20% y teniendo reducciones de tiempo de inactividad de empresas auxiliares, ya que se ha aumentado un 15% la eficiencia de los procesos y trámites relacionados con los trabajos de mantenimiento en planta.

"Gracias a la apuesta por este cambio tecnológico, las paradas operativas son más eficientes, pues se consigue celeridad en la supervisión de los trabajos, ahorros de impresión, disposición en las comunicaciones, facilidad de acceso a documentación gráfica y reducción de tiempo de inactividad de contratistas, entre otros beneficios", remarca la compañía.

Tras este gran paso en la agilidad de los procesos, Cepsa también está trabajando para que sus operadores en entornos industriales dispongan a corto plazo de teléfonos inteligentes, que supondrá una mejora en la experiencia de usuario y que permitirá la migración de las comunicaciones a un modelo digital, proporcionando mayor calidad de sonido en la comunicación en planta de procesos, ya que actualmente se comunican a través de radio portátil, y la introducción de nuevas funcionalidades como envío de videos, textos o videollamadas.

Los responsables de Cepsa hacen hincapié en que "para acometer esta transformación más allá de la propia tecnología, ha sido esencial el cambio cultural apoyado desde el principio por un minucioso proceso de gestión del cambio, basado en un enfoque de codiseño, en el que los propios usuarios han participado, y centrado en las personas, que ha permitido a los profesionales adaptarse a una nueva forma de trabajar".