martes, 16 de octubre de 2018

Isotrol quiere crecer más en el mercado renovable con Bluence

Beltrán Calvo, consejero delegado de Isotrol Beltrán Calvo, consejero delegado de Isotrol

La compañía ha anunciado este lanzamiento coincidiendo con la celebración de Windpower 2018, evento organizado por la American Wind Energy Association (AWEA)que reúne del 7 al 10 de mayo a inversores, expertos y técnicos de la industria eólica en Chicago, Ilinois (EEUU).

Según Beltrán Calvo, CEO de Isotrol,"es el momento idóneo para lanzar Bluence, una marca capaz de representar la dimensión y el grado de especialización que la firma ha alcanzado en este sector".
Tras tres décadas de trayectoria la empresa andaluza se ha convertido en uno de los principales actores a nivel internacional en el campo de la monitorización y control de energías renovables. En la actualidad, los sistemas de Isotrol se encuentran presentes en 35 países, más de 1.500 plantas y centros de control, que son utilizados a día de hoy en la operación de 25 GW de potencia eléctrica en todo el mundo.

La nueva identidad será portadora del legado que ha impulsado a la firma tecnológica a su posición actual. Beltrán Calvo insiste en que la nueva marca continuará utilizando las décadas de experiencia de Isotrol en el desarrollo de soluciones para este sector, y ayudará a impulsar la posición de colaborador tecnológico de confianza que mantiene con grandes actores del negocio renovables: "Bluence es sinónimo de calidad, de innovación, y de la capacidad de respuesta que los clientes siempre han recibido de nuestra empresa". De hecho Isotrol cerró 2017 con una facturación de16,4 millones de euros y cuenta con filiales en Estados Unidos, Reino Unido, Brasil, Chile y México.

Como valor diferencial, aseguran desde la compañía, bajo la marca Bluence se comercializarán soluciones que abarcan toda la vida útil de una planta renovable. Esta circunstancia la convierte en una "marca única, capaz de responder de forma integral a las necesidades de mejora de eficiencia y rentabilidad que hoy tienen los inversores sobre sus activos renovables".

La nueva marca supone por tanto un paso adelante en el proceso de transformación que la compañía ha diseñado en su plan estratégico 2018-2020, reforzando la línea de innovación, crecimiento y posición conseguidas en los últimos años.

"Este y otros cambios que iremos generando son imprescindibles para seguir liderando el mercado de las energías renovables -indica Beltrán Calvo - es una apuesta necesaria para mantener el máximo nivel de competitividad y potenciar nuestra posición de referencia a nivel internacional."