lunes, 18 de junio de 2018

Back in Business se opone a la solicitud de suspensión de sus facultades en las bodegas de Jerez

Los actuales propietarios entienden que no se dan los "supuestos legales" que deben justificar esta decisión y defienden su gestión.


F. L. P.  I  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  I  04.04.2012


La sociedad Back in Business, perteneciente al empresario valenciano Ángel de Cabo, actual propietaria del Grupo Nueva Rumasa, ha remitido a la jueza de lo Mercantil nº 1 de Cádiz un escrito de oposición a la solicitud de suspensión de facultades de gestión, que los administradores concursales de las bodegas Zoilo Ruiz Mateos, Complejo Bodeguero Bellavista y Unión de Grandes Bodegas han propuesto a la magistrada.

Entre las razones de los actuales gestores de las bodegas para argumentar su negativa, se encuentra la "falta de justificación" a la que obliga la Ley Concursal para respaldar este tipo de propuestas, en la que los concursales tienen la necesidad de señalar “los riesgos que se pretenden evitar y las ventajas que se quieren obtener”, según recoge el propio texto legal.

Tal y como detalla Back in Business en nota de prensa, a su juicio, "la administración concursal no sólo no ha cumplido con este precepto en su escrito de solicitud de retirada de facultades, sino que ha obviado el hecho de que, según se indica en el escrito de oposición, los actuales propietarios han desempeñado sus funciones de forma leal, cumpliendo escrupulosamente sus obligaciones legales y actuando siempre en defensa de los legítimos intereses de las empresas concursadas”.

Los nuevos propietarios de las bodegas jerezanas han resaltado que la administración concursal “no ha aducido argumento alguno por el que se pueda prever que se hayan llevado a cabo –o se puedan llevar en un futuro- actos que puedan ser perjudiciales para la propia sociedad ni contrarios a las pautas que debiera seguir un buen comerciante o representante legal”.

"Igualmente, la administración concursal ha intentado justificar su decisión en la existencia de un Plan de Viabilidad –que los concursales confunden con el Plan de Sostenibilidad presentado el pasado mes de enero en Jerez- al que unilateralmente le suponen un fin liquidatorio, cuando en realidad desde Back in Business se entiende que este plan debería considerarse como un esfuerzo para evitar la agravación de la situación  económica, minimizando la generación de créditos contra la masa que pudieran perjudicar el buen fin del concurso", han indicado.

Finalmente, a este respecto, Back in Business ha señalado que ha estado trabajando en el Plan de Sostenibilidad con la intención de "tomar las medidas necesarias" para "ayudar a la continuidad de la actividad, en ningún caso liquidación", entre ellas una "importante inversión" en el estudio de todos los escenarios posibles para poder darle viabilidad a un negocio que, según los representantes de las bodegas, "estaba sumido en una situación de colapso total cuando se tomó posesión como nuevos administradores".