miércoles, 26 de septiembre de 2018

Ayesa se hace con el mayor contrato mexicano de supervisión de autopistas de peaje

La sede la compañía Ayesa en el PCT Cartuja de Sevilla La sede la compañía Ayesa en el PCT Cartuja de Sevilla

Banobras, banco nacional de obras y servicios públicos de México, ha adjudicado a la compañía andaluza Ayesa la mayor licitación lanzada hasta el momento para la supervisión de operación y mantenimiento de autopistas de pago en la modalidad de AAS (agente administrador supervisor).

El contrato del Paquete Sureste abarca 523 kilómetros de autopistas de pago en el país azteca, que se reparten en seis tramos en los Estados de Veracruz, Tabasco, Campeche y Chiapas. La vigencia del convenio está prevista hasta 2025, es decir, siete años, según ha informado la empresa.

El importe asciende a 344 millones de pesos mexicanos, lo que equivale a unos 15 millones de euros según el cambio actual. La experiencia de la compañía en otros contratos similares, aunque más pequeños, ha sido un factor decisivo para lograr este contrato, han asegurado desde Ayesa. En calidad de agente administrador supervisor (AAS), la firma andaluza realizará la supervisión y administración de la operación, mantenimiento y rehabilitación de las autopistas.

Así, en primer lugar, está haciendo el estudio de oferta y demanda de las autopistas, el inventariado de todos los elementos dentro del derecho de vía y el perfil informativo del activo. A continuación, elaborará la propuesta de mejoras y definición de los estándares de desempeño (entre ellos, los tiempos de actuación en caso de accidente o los tiempos máximos de espera en cola en los peajes), que deberán regir el contrato de la empresa operadora de las autopistas.

Ayesa remarca que se trata de un "proyecto complejo", porque abarca no sólo asuntos técnicos sino también jurídicos y financieros, a la hora de apoyar a Banobras en el proceso de licitación del contrato MRO (Mantenedor Rehabilitador y Operador).

La compañía cuenta con la experiencia previa de otro contrato de este tipo, en la autopista Atlacomulco-Maravatío (64 kilómetros), que finaliza este ejercicio. Gracias a este esquema en México, esta vía está ahora dotada de novedosos sistemas inteligentes de transportes, tales como videovigilancia, asistencia en carretera gratuito, estaciones meteorológicas conectadas a paneles de mensaje variable o carriles de telepeaje dinámico.

La red nacional de carreteras de México está conformada por más de 11.000 kilómetros de vías de cuota concesionadas. El Nuevo Modelo de Operación de Autopistas de México arrancó en 2012 y ya funciona en siete tramos de carreteras, "que han obtenido las mejores calificaciones en el nivel de servicio", explican desde Ayesa. Este sistema, basado en el cumplimiento de los estándares de desempeño, ha sido reconocido con la Medalla al Mérito Internacional que otorga la Asociación Española de la Carretera (AEC).