viernes, 18 de octubre de 2019

Ayesa realizará para la china SepcoIII el diseño de la desaladora Jubail II en Arabia Saudí

Se trata de uno de los principales de la región del Golfo Pérsico Se trata de uno de los principales de la región del Golfo Pérsico

Ayesa ha logrado un nuevo contrato para el diseño de una gran desaladora en Jubail, en la costa del Golfo Pérsico en Arabia Saudí. La corporación china SepcoIII le ha confiado la ingeniería de detalle de la futura planta, que contará con una capacidad de producción de 400.000 metros cúbicos al día.

Es uno de los principales proyectos de la región, pues satisfará las futuras necesidades hídricas de Riyad y otras poblaciones como Damman, Khobar y Jubail. Ayesa acumula una gran experiencia en infraestructuras hidráulicas en general y en desaladoras en particular. Sólo en Oriente Medio ha participado en los últimos años en más de una decena de plantas de ósmosis inversa, que es la tecnología más avanzada en la actualidad para el tratamiento de agua salada.

De hecho, el objetivo de SWCC (Saline Water Conversion Corporation), responsable del suministro de agua en todo el país, es construir varias plantas en Jubail con tecnología de membranas, para sustituir a otras centrales que se hicieron en los años 80 y que funcionan por destilación.

La ingeniería española lleva trabajando desde 2013 en proyectos de este tipo en Oriente Medio, que es la primera región del mundo en desalación de agua, con el 47% de la producción total.

En este tiempo Ayesa también ha proporcionado diferentes servicios de ingeniería a entes del Gobierno saudí como SWCC (Saline Water Conversion Corporation) y SWPC (Saudi Water Partnership Company). Esta última es la corporación encargada de licitar proyectos en colaboración con el sector privado. La primera planta que se hará dentro del programa de privatización es Rabigh 3, que también fue diseñada originalmente por Ayesa.

Para ello, señala el compañía andaluza, "la firma cuenta con un nutrido equipo multidisciplinar, tanto en España como en Arabia Saudí, que le permite afrontar grandes proyectos de este tipo, desde las fases más tempranas hasta la puesta en marcha".