domingo, 11 de abril de 2021

Atlantic Copper cierra el complejo 2020 en línea con el anterior y espera un 2021 en positivo

Los directivos de Atlantic Copper Macarena Gutiérrez, Carlos Ortiz y Sol Villar Los directivos de Atlantic Copper Macarena Gutiérrez, Carlos Ortiz y Sol Villar

La compañía metalúrgica ha cerrado un buen año 2020, si se tiene en cuenta el impacto económico y la inestabilidad provocada por la pandemia de la Covid19. Así lo muestra la presentación de resultados de la empresa celebrada en la Federación Onubense de Empresarios, a cargo de la directora general Económico Financiera, Macarena Gutiérrez, y del director de Metalurgia, Carlos Ortiz. La facturación del último ejercicio ha sido de 1.776 millones de euros, en línea con 2019, mientras que procesó un 3% más de concentrado de cobre, hasta alcanzar 1.046.000 toneladas, lo que supone el quinto mejor registro de los últimos 25 años.

Una producción de la que se han obtenido 275.000 toneladas de cátodos de cobre, y de cuyo global el 50% (892 millones de euros) se han destinado a la exportación, sobre todo a los países del arco mediterráneo (26%) y Asia (19%), números que la mantiene como la primera empresa por volumen de facturación y exportación de Andalucía.

La situación de crisis económica internacional sí ha impactado en el margen operativo y en el resultado neto. El primero de ellos ha descendido un 32% con respecto a 2019 y se ha situado en los 48 millones de euros, como consecuencia de la reducción de los márgenes tanto del cobre como del ácido sulfúrico, sus dos principales activos productivos. Por su parte, el beneficio neto ha sido de 7,2 millones de euros. 

Un balance que la directora general Económico Financiera ha calificado de positivo teniendo en cuenta el contexto en el que se ha producido. De hecho, las previsiones de la compañía de cara a este 2021 son buenas, ya que la "demanda nacional se está reactivando, lo que situará la actividad exportadora en ratios más habituales. Además, pese a la volalitidad del precio de la materia prima, prevemos que ésta se mantenga en niveles que permitan una recuperación de los márgenes".

El peso de la electrificación de la economía

Una visión en positivo que también se mantendrá en los próximos años, tal y como ha expuesto Macarena Gutiérrez. Aunque no hay grandes proyectos mineros a escala mundial, lo que ralentizará la producción y extracción de la manteria prima, sí se va a producir un crecimiento importante gracias a la electrificación de la actividad económica y al auge de las energías renovables. De manera que el refinado de cobre se convierte en estratégico y esencial para todo el proceso de transición energética a escala global.

Una electrificación y crecimiento de producción renovable que multiplicará por cuatro o cinco el consumo de cobre en los próximos años, pasando de un consumo en este segmento económico de 600.000 toneladas en la actualidad a incrementarlo por tres en 2025. 

Actualmente, el consumo de cobre por sectores de actividad se reparte del siguiente modo: construcción (28%), electricidad (28%), consumo (21%), transporte (12%) y maquinaria (11%). Todo apunta a que tanto el sector energético como el de transporte van a elevar sus porcentajes con el auge del coche eléctrico y el tirón de las renovables.

Innovación, eficiencia y economía circular

En un escenario de incremento del consumo de cobre y de lentitud o ralentización de nuevos proyectos mineros, la solución se encuentra en el reciclaje y la reutilización del metal. Una apuesta por la sostenibilidad que tiene su reflejo más claro en el nuevo proyecto Circular, que como ya ha informado Mercados21, ha sido declarado estratégico por la Junta de Andalucía, y que la compañía espera que comience su andadura este mismo año.

Un gran proyecto de impacto y arrastre que persigue la contrucción de una planta de reciclado de aparatos eléctricos en desuso, que sería pionera a nivel español, y que está en línea con las políticas de la Unión Europea. La idea es reclicar en esta planta el 100% de los deshechos de estos aparatos, en lugar de ser exportados, como ocurre en la actualidad. Este proyecto, junto a la alianza por el cobre, son dos iniciativas que persiguen contribuir a la recuperación de la actividad económica, y están en consonancia con áreas de interés dentro del Plan de Recuperación, Transformación Económica y Resilencia del gobierno de España.

Inversión e impacto económico

Nuevos proyectos que el director de Metalurgia de Atlantic Copper ha encuadrado dentro de "la apuesta constante de la compañía por la innovación y la mejora constante". Carlos Ortiz ha destacado que en la última década la corporación industrial ha invertido 87 millones de euros en I+D+i, a razón de prácticamente 10 millones anuales. Un esfuerzo inversor que le ha permitido reducir un 59% de emisiones de partículas, un 34% de dióxido de azufre y un 38% de CO2.

Datos que han posicionado al Complejo Metalúrgico de Huelva como la planta más eficiente de su sector en el mundo, con una reducción del 20% en el consumo energético. Como han destacado los directivos de Atlantic Copper, el objetivo es conseguir que para 2030 el 90% de todo su consumo energetico proceda de autogeneradción y de energías renovables. No en vano, el consumo de energía supone el 22% de los costes totales de la compañía. Para continuar por esta senda, Atlantic Copper va a realizar inversiones que superarán los 100 millones de euros entre este ejercicio y el próximo

Además de la producción del concetrado de cobre, la venta de ácido sulfúrico también fue muy destacada, 1.077.000 toneladas de este producto que tiene aplicación en numerosos sectores industriales esenciales para la fabricación de abonos y fertilizantes, pigmentos o detergentes, entre otros muchos. Asimismo, en 2020, Atlantic Copper comercializó 629.000 toneladas de silicatos, 80.000 kilos de plata y 4.000 kilos de oro.

La actividad de la empresa generó en 2020 "un importante dinamismo económico en la provincia y Andalucía", con una aportación de unos 165 millones de euros y el mantenimiento de numerosos puestos de trabajo, que, contabilizando directos, indirectos en inducidos, alcanzaron los 3.000. Además, Atlantic Copper mantiene una relación directa con más de 850 empresas andaluzas, entre proveedores y clientes.