domingo, 22 de julio de 2018

Andaltec colabora en un proyecto europeo de I+D sobre envases inteligentes de plástico


Jorge Gamero   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  I   08.06.2012


El Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec), con sede en Martos (Jaén), se encuentra inmerso en el proyecto europeo de I+D Susfoflex, que tiene como objetivo el desarrollo de nuevos envases sostenibles e inteligentes que podrán retrasar la fecha de caducidad de los alimentos.

Por ello, un grupo de investigadores de la citada organización se encuentran estos días en Finlandia, donde tiene lugar la segunda reunión de este proyecto, que está liderado por Universidad finlandesa de Oulu y que cuenta con la participación de catorce organizaciones de ocho nacionalidades dentro del VII Programa Marco, el principal programa de financiación de la I+D a nivel europeo.

"La finalidad de este proyecto es, a través del uso de nuevas técnicas de impresión y de nanomateriales, crear un tipo de envase sostenible e inteligente, con el que alargar la vida útil de los alimentos, evitando un deterioro a corto plazo. Además de esta función de conservación, este envase cuenta con una serie de indicadores externos para permitir al consumido conocer en qué estado exacto se encuentra el producto", ha comentado a MERCADOS21 la responsable comercial del departamento de I+D de Andaltec, Natalia García.

Esta segunda reunión del proyecto Susfoflex ha servido para evaluar el desarrollo de las primeras fases del proyecto, así como para definir el sensor, sistemas de protección, materiales y aditivos a utilizar. Además, también se ha abordado la realización de un "completo" análisis de mercado para estos innovadores envases para alimentos.

A pesar de ello, García recalca que este envase se encuentra todavía "en su fase inicial de investigación", por lo que es "muy complicado" establecer un plazo de cuando podrían ser comercializados, aunque ha apuntado que la fase de ejecución de este proyecto "es de tres años". Por tanto, este producto necesita todavía de "un gran número de verificaciones a distintos niveles, además de, llegado el caso, empresas que estén dispuestas a apostar por él".

Por otra parte, García se refirió al nombramiento el pasado año de Andaltec como Centro Tecnológico Nacional, lo que ha pemitido a la organización abrirse al mercado europeo y poder participar en proyectos colaborativos a nivel continental, como es el caso de Susfoflex.

"Para nosotros contar con esta distinción es muy importante. En el actual contexto económico, donde en nuestro país se están llevando a cabo recortes en el sector de la I+D, la posibilidad de acudir a Europa para buscar financiación es algo muy positivo. Actualmente podríamos decir que nuestra principal vía de financiación está fuera de las fronteras de España. No olvidamos el mercado local y nacional, pero la realidad a día de hoy es esta", ha finalizado Natalia García.