jueves, 22 de febrero de 2018

¿Aprueba tu empresa en comunicación interna?

Fuente. www.blog.doolphy.com Fuente. www.blog.doolphy.com

La comunicación interna sigue siendo una asignatura pendiente de las empresas españolas, tanto en situaciones normales (un 40,9% en 2014 cree que su empresa no les cuenta nada ni se comunica de forma correcta con el personal empleado, frente a un 38,4% en 2009) como en situaciones de despido colectivo (sólo un 21,9% afirma haberse enterado por su empresa de la crisis en 2014, frente al 32,2% en 2009).

Así lo confirma el estudio 'La comunicación interna de las empresas en los procedimientos de despido colectivo y en las situaciones de crisis laboral', realizado por la consultora Estudio de Comunicación.

Uno de los puntos más importantes para que la organización de una empresa funcione con total garantía es la comunicación interna que haga que el equipo reme hacia un mismo objetivo. Pero no basta con lanzar mensajes continuamente. Es imprescindible llevar a cabo una estrategia, ya que si el flujo de información es inexistente o inadecuado, la probabilidad de confusión, falta de entendimiento y desmotivación hará que los objetivos se oscurezcan y resulte imposible alcanzar el éxito deseado.

Comunicación vertical ascendente

Es aquella que se origina en los empleados y finaliza en los directivos. En este tipo de comunicación es imprescindible que los superiores conozcan tanto el trabajo que desempeña cada empleado, como las quejas y los problemas con los que se enfrentan cada día. Sólo de este modo, los directivos serán conscientes de la realidad de la empresa y capaces de valorarla.

No menos importante resulta que el equipo sea capaz de aportar ideas y sugerencias, y que éstas sean escuchadas y tomadas en cuenta. Cada una de las personas que trabajan en la empresa, sea cual sea su categoría, debe sentirse con la confianza de mantener un diálogo con el equipo directivo. No hay que olvidar, que la visión menos 'tóxica' de una empresa la poseen las personas que acaban de llegar a la misma, por lo que posiblemente sus observaciones estén muy próximas a las del público al que se dirige la compañía.

Si esto funciona, los empleados no sentirán que trabajan cumplir unos objetivos impuestos, sino sus propios objetivos. Que el personal se sienta parte de la organización, es el reto de la mayoría de las empresas.

Comunicación vertical descendente

Este tipo de comunicación es más habitual que la ascendente ya que tiene su origen en los directivos y su fin en los trabajadores .Para que funcione de forma óptima, es esencial que la empresa se haga como mínimo estas tres preguntas, ¿qué quiero conseguir? ¿cómo hacerlo? y ¿qué herramientas pongo a disposición de los trabajadores?

Una vez claros estos parámetros, la comunicación de los objetivos y las tareas a los empleados debe ser, en primer lugar clara, con el fin de evitar malos entendidos y continuas reuniones improductivas. Ante momentos de crisis, un buen líder debe mantener no sólo el respeto sino también una actitud motivadora hacia el equipo.

Comunicación interna horizontal

Se origina entre personas que están en un mismo nivel jerárquico. Es imprescindible para que la empresa funcione como un todo, que cada uno de los trabajadores realice sus tareas, pensando en facilitar la función del resto del equipo. El que se valore el trabajo de todos sin diferenciación por áreas o categorías, así como la creación de un ambiente cordial y respetuoso, hará del puesto de trabajo un lugar propicio para la cooperación y la comunicación eficiente.

Además, es importante no olvidar que detrás de cada directivo y empleado reside toda una vida que va más allá que las horas que dedica al trabajo o las tareas que lleva a cabo. También es comunicación interna, sea cual sea la posición en la empresa, saber desconectar y atender debidamente a una persona por asuntos personales cuando sea necesario.

Cabe señalar que en todos los casos, se debe controlar el mejor momento para comunicar, cuál es el mensaje que se debe dar y cómo se debe transmitir para que sea más efectivo.

comunicacion-internaFuente. www.mirelasolucion.es