lunes, 20 de agosto de 2018

Un rincón especial con influencias indias y étnicas

Un viaje para los sentidos. Esta recién estrenada tienda trae consigo la esencia de las culturas india y tibetana y las acerca en forma de moda a todo el que quiera adentrarse en este mundo.


Cristina González Navas   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   01.08.2012


Un nombre, La posada del Yak, y una apuesta emprendedora relacionada con la moda y los complementos. En principio, dos ámbitos difíciles de casar pero que Eva Asensio se ha encargado de fusionar poniendo en marcha un rincón especial en el centro de Valladolid.

Eva Asensio en su ‘posada’ rodeada de ropa y complementos del mundo.

“Cuando estaba buscando una denominación para la tienda, pensé en el tipo de ropa que iba a ofrecer, que iba a estar muy vinculada con La India y, además, tengo mucha relación con esta cultura porque tengo apadrinada, junto a mi marido, a una niña tibetana de 14 años. Por todo eso y porque estoy convencida de que cuando viajas el lugar más importante es dónde te hospedas, uní esto último a la referencia al yak, el ganado típico de la zona del Himalaya y di con el nombre, porque este establecimiento acoge a todo el mundo que quiera ‘hospedarse’ en él”, explica la joven.

Un nombre diferente que capta la curiosidad de todo el que pasa al lado del escaparate de esta posada que, con una estudiada decoración gracias a los años de experiencia de Eva en el sector de la moda, inunda de colores y también de aromas al ‘viajante’ que se adentra en este rincón con influencias culturales muy diversas.

Ropa para adultos, para niños, decoración para el hogar, objetos rituales del Tíbet y de la cultura india americana... En definitiva, “cosas curiosas que te hacen sentir bien” llenan los estantes de este espacio tan particular que abrió sus puertas el pasado mes de junio y que cuenta entre sus perchas con moda de diseñadores nacionales con fabricación en Tailandia, Madagascar, París y Estados Unidos.

“Decidí lanzarme a esta aventura porque estaba en paro y porque ahora es el momento, la crisis no debe servir de excusa para echarte atrás, hay mucha gente muy animada a hacer cosas”, sostiene la emprendedora vallisoletana, que ha financiado su tienda con ahorros propios. Además, quiere hacer del establecimiento un punto de encuentro con actividades paralelas a la venta de moda y complementos como sesiones de cuentacuentos, espacio de té para clientes y talleres gratuitos de cuero y piel. Como todo negocio, la posada estrena imagen corporativa, realizada por la creativa Montse Motos, que evoca con finos trazos ese yak del Himalaya.


SaberMÁS

LA POSADA DEL YAK

C/ San Blas, 8.

Tel. 983 33 62 06

Valladolid