sábado, 18 de agosto de 2018

Milana, un brindis por la cerveza de autor

Ismael Gómez disfruta de una Milana Tostada en la plaza Martí y Monsó de Valladolid.

Gusto por lo artesano y puesta en valor del medio rural en torno a una nueva cerveza

Valladolid parece postularse como tierra cervecera pero, además apuntando alto, a la esencia más natural de la receta de una de las bebidas más populares para compartir entre amigos. El ‘zumo de cebada’ ha encontrado un nuevo ‘padre’ con Milana, una cervecería artesanal made in Montemayor de Pililla que ‘decanta’ sus últimos pasos para poner a la venta en su primer año de vida una producción anual prevista de 75.000 botellines. Ismael Gómez es la cabeza visible de un proyecto formado por otras 15 personas más de Castilla y León que, tras visitar y aprender el oficio en varias microcervecerías catalanas, transformó el hobby inicial en oportunidad empresarial. Sí, oportunidad, porque aunque el gran ‘pastel’ del consumo de cerveza en España lo tienen las industriales, las microcervecerías se pueden quedar con una parte de esta ‘tarta’ creando una cultura de cerveza alternativa, explica Ismael. “Sólo con la presencia de muchas de estas pequeñas empresas en España puede haber un pequeño cambio cultural, la gente puede conocer que hay otra cosa, tener la opción de probarlo, de que le pueda gustar y de repetir”, añade mientras muestra orgulloso cómo su ‘Milana bonita’ colorea la copa impregnando la entrevista con unos peculiares y sorprendentes aromas cítricos.

A mediados de febrero, la fábrica de 400 metros cuadrados estará lista para operar con una primera producción prevista para marzo, puesto que el proceso de fabricación de la cerveza es de ocho horas pero debe estar en fermentación dos semanas y otras dos más de estabilización en la botella. Mochila en mano, Milana ha ido destapando sus peculiaridades cerveceras en cerca de 60 bares, restaurantes y hoteles de la provincia castellanoleonesa mientras, a su vez, se ha hecho un hueco en una de las redes sociales con mayor número de usuarios para poder ir ‘calentando motores’ antes de la inauguración oficial de sus instalaciones y que la gente sepa "dónde están", señala Ismael.

Su ubicación se encuentra en plena zona de pinares castellanos conectada con lo tradicional. Como subraya el propio Gómez, se trata de“una apuesta descarada por el medio rural”. Milana no sólo es el nombre de una nueva marca de cerveza artesanal, sino que asume como ‘causa’ propia la recuperación de lo natural y de los sabores naturales. Por ello, se podrán realizar visitas a la fábrica, pasear por los pinares y degustar el ‘menú Milana’, elaborado por un restaurante de Montemayor que combina la rica gastronomía castellana con cualquiera de las variedades cerveceras artesanales Milana.

Cristina González Navas.