viernes, 21 de septiembre de 2018

La ‘capacitación olímpica’ de la actitud que entrena Paconica

El equipo de Paconica con su CEO en el centro El equipo de Paconica con su CEO en el centro

Cuánta literatura y teoría hay sobre actitud, liderazgo, colaboración y recursos humanos. Tanta, tanta que muchos ya se han perdido por el camino. Sin embargo, un emprendedor sevillano ha puesto todo su conocimiento y pasión en bajar todo esto al terreno, al rasante suelo del día a día. Y el resultado ha sido Paconica. Una herramienta muy sencilla que está rompiendo moldes en la cultura y el reconocimiento corporativo.

El mejor periodismo es siempre el que sabe equilibrar lo subjetivo con la percepción de los hechos. Así que cuando el reportero queda con el CEO de Emprépolis, lo primero que se pregunta es: ¿cómo es Alejandro Costa? ¿Es el prototipo ya formado de nuevo empresario tech? La respuesta es: no. ¿Es un visionario o un iluminado a lo Silicon Valley? No ¿Es un emprendedor que ha llegado a ser empresario? Tampoco. ¿Entonces? Es, sobre todo, una persona con una inmensa curiosidad, con una inquietud de muchos megas, un joven -a pesar de su experiencia en el mundo de la empresa- con una gran capacidad de comunicación, transmisión y persuasión. Con una habilidad innata de transformar sus pasiones en realidades sencillas que solucionan problemas a los demás. Algo que queda muy claro desde la primera impresión, desde los primeros momentos de su conversación con el periodista.

Paconica es la nueva creación de Emprépolis, el grupo empresarial construido por este innoemprendedor o innoempresario, desde que a los 22 años se embarcó en el mundo de la informática y la tecnología por medio de C&G IT Solutions. Ahora tiene 35 años.

¿Y qué es Paconica? Es ante todo tecnología puesta al servicio de la lógica y el sentido común, que al final suele ser lo más innovador y rompedor. Es la mezcla del conocimiento adquirido en el trabajo diario por Alejandro Costa, su afán por aprender y formarse, y su preocupación por el activo más importante que posee cualquier empresa, "sea del sector que sea", las personas.
Así que después de formarse en coaching, en modelos de gestión del talento, de haber pasado por la Universidad de Cambridge (sin el más mínimo rasgo de ostentación), puso en práctica algo que muchos estudiosos y otras muchas grandes firmas de estas disciplinas no han sido capaces de trasladar del papel a la realidad de la empresa, o de complejos software al corazón de los empleados.

Convencido de lo que en su día dijo Theodore Roosevelt, vigésimo sexto presidente de los Estados Unidos, reconocido naturalista, historiador y aventurero, "el ingrediente más importante en la fórmula del éxito es saber cómo tratar a las personas", se puso manos a la obra con Paconica.

De su empeño por "ordenar el desarrollo de las personas dentro de las organizaciones", surgió esta plataforma web que se comporta como una auténtica red social. A través de ella se produce un reconocimiento público de las actitudes de los empleados con el fin de construir una cultura corporativa fuerte. Lo que al final acaba repercutiendo de forma positiva en su clima laboral, en su cadena de negocio y en su cuenta de resultados.

Feeback positivo en tiempo real

Tres rasgos diferencian a esta herramienta con respecto a todo lo existente en el mercado. El primero que el feeback siempre en positivo se realiza en tiempo real. Cada acción o actitud merecedora de reconocimiento se hace de forma instantánea por medio de la web. El segundo es que todo se hace de un modo amable, casi de juego, o lo que es lo mismo, con el anglicismo de moda de la gamificación. Y el tercero es, aunque el reconocimiento se hace a través de medios digitales, que dota de realidad las distinciones a cada empleado por medio de medallas y copas, supliendo así el carácter virtual de la tecnología. Convirtiendo así a los trabajadores, al equipo en una especie de atletas de la actitud positiva, del reconocimiento de lo bien hecho, de una cultura corporativa del avance.

Pero Paconica no es una herramienta que haya nacido de la nada. Al contrario, ha tenido un proceso de maduración y contraste de prácticamente tres años dentro del grupo empresarial de Emprépolis, integrado por 150 personas. Una compañía con todos los ingredientes como para poner a prueba las bondades de la nueva red de reconocimiento del trabajo y el talento de las personas.

AlejandroCosta Paconica web

"En nuestro grupo empresarial nos hemos fortalecido durante estos años de incertidumbre. Y, en gran medida, esto ha sido posible porque nos gusta ver las cosas de una manera distinta. Somos partidarios y ponemos en práctica estrategias y acciones concretas que favorecen el papel de las personas en la organización, haciéndola más social, más democrática, más horizontal. Nos movemos por objetivos y no por otro tipo de parámetros que no contribuyen a la innovación y a abrir el horizonte y el contexto en el que se mueve la empresa", argumenta Costa.

Una vez testado dentro del grupo el poder de la nueva plataforma, pasó a la prueba de fuego del mercado. En la actualidad ya la utilizan 11 compañías de distintos sectores, desde grandes corporaciones a empresas medias. Costa asegura que la previsión es alcanzar un volumen de negocio de alrededor de medio millón de euros para este año.

El modelo de negocio y crecimiento de Paconica está concebido en red. Con una plantilla de ocho personas, la idea es continuar creciendo a través de distribuidores y colaboradores de primer nivel en el sector del talento y los recursos humanos, centrándose en Madrid y Barcelona para el mercado nacional, y en Lisboa, Londres, México y la zona de Oriente Medio en el ámbito internacional. Ya que se trata de un sistema tecnológico de fácil uso y manejo, éste puede estar implantado en cualquier empresa en el plazo de una semana.

El valor del reconocimiento

Paconica no se va a quedar en lo ya conseguido desde el punto de vista técnico. Asegura su CEO que se trata de un modelo que va a estar en constate evolución, invirtiendo en nuevos desarrollos y servicios. Que quiere ir a más. Los números dan buena muestra de que tiene mucho recorrido por delante: una empresa con 150 empleados genera 6.500 reconocimientos al año, con lo que ello supone de fortalecimiento de la cultura.

Una red que permite conocer la actividad y actitud de las persona de una organización en tiempo real. Y como Alejandro Costa no deja el runrún de las cosas nuevas ya avanza por dónde puede ir la evolución de Paconica. "Imagina la capacidades predictivas de mejora del comportamiento y las actitudes que pueden tener las organizaciones por medio de herramientas analíticas aplicadas a Paconica. O lo que puede aportar al mundo de la educación", lanza este empresario/emprendedor mirando al periodista, aunque en el fondo lo que está visualizando es cómo hará para que todo esto que dice se haga realidad en el mercado.