viernes, 17 de agosto de 2018

Acordes para emprender: La autoproducción marca el compás de los creadores musicales de hoy

La eterna disputa entre disco y formato digital, las formas de financiación y la transformación de los canales de distribución de siempre son algunas de las realidades que debe plantearse cualquier emprendedor en la música hoy en día, ya que cada vez es más difícil ofrecer directos al público.

Cristina González Navas   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   02.08.2012  


Pulsar el play del reproductor de música y escuchar los primeros sonidos de ese grupo que eriza la piel en sus directos. Oír su repertorio ininterrumpidamente solo por el placer y las emociones que evocan sus composiciones. De repente, el silencio, nada se escucha, la música desaparece porque alguien considera que ya no es rentable esto de producir discos, que el sector se tambalea ante el empuje de las nuevas tecnologías. Ha sido un mal sueño, pero con pinceladas de una realidad que golpea en la cara a las nuevas promesas musicales que luchan, nota a nota, por hacerse un hueco en el mundillo y ofrecer una porción de cultura musical a quien quiera acercarse a ella.

El grupo 'Un día de furia' tocando durante el Día de la Música en una calle de Valladolid.

La autoproducción se erige como fórmula si ne qua non para comenzar la andadura de muchos grupos y solistas que, con las composiciones en una mano y una buena dosis de disposición en la otra, modelan una carrera profesional cimentada al compás de ratos robados al ocio. Porque, si ya es difícil emprender en cualquier ámbito empresarial, aún lo es más cuando el sector al que se intenta acceder está en plena crisis.

Sin miedo a las circunstancias, David Espinosa y Sergio Arranz o, lo que es lo mismo, Un día de furia, acaban de sacar su primer disco de “autoproducción pura y dura” que se distribuye en formato digital. Así es, internet se ha convertido en el vocero de muchos grupos que empiezan, como es el caso de esta pareja musical que se encontró por medio de un anuncio y que ve en el medio on line un gran filón para darse a conocer al público. “Nosotros vemos el disco físico como una tarjeta de presentación del grupo y defendemos la idea del directo porque es en los conciertos donde un artista debe ganarse la vida y donde verdaderamente está lo exclusivo e irrepetible, son música y emociones que no se pueden clonar”, apunta el grupo vallisoletano. Por otro lado, aunque apuestan por el formato digital, también son conscientes de la escasa cultura de la descarga hoy en día, un ámbito que “está muy verde porque a la gente le cuesta pagar por algo intangible, son más de escuchas on line que son gratuitas”.

Aunque el presente esté en el medio digital, también hay grupos que optan por tocar los dos ‘palos’ y comercializan su obra tanto en formato CD como en digital. De esta forma, la banda SoloParaLocos ha presentado recientemente su primer trabajo, Zaratustra, una historia musical, también autoproducido y que bebe de diversas influencias como el jazz, el swing y la música popular europea. Además, algunos temas del disco estarán disponibles a través de un EP on line en los principales canales musicales en formato digital. SoloParaLocos también es de la opinión de ofrecer al público en los conciertos lo que mejor saben hacer pero reconocen que lo importante y, a la vez lo más complicado, es “tener la posibilidad de tocar, de crear un circuito donde haya diversas propuestas y se dé salida a los diferentes proyectos que se presentan”.

Ayuda externa

Sons d’Cabiella en los exteriores de la catedral de Burgos.

Otra forma de producir un trabajo musical de un grupo de reciente creación es con colaboración financiera externa, algo que, aunque a priori parece difícil, a veces sale. Vamos, que suena la flauta. Esto es lo que le ha ocurrido al grupo folk Sons d’Cabiella, que ha ganado el pasado mes de junio el concurso Escenarios Prau de Cantabria 2012, una distinción que les abre el camino para grabar su primer disco con una dotación económica de 6.000 euros.

“El respaldo de este premio nos ha supuesto, aparte de la aportación para la grabación del disco, hacer que nuestro nombre suene dentro del mundo de este ámbito musical, que ya de por sí tiene un público minoritario, además de tener cerrados varios conciertos y participaciones en festivales durante este verano”, explica Ma Eugenia López, una de las integrantes de la banda folk.

Iniciativas como este concurso facilitan los primeros pasos para grupos jóvenes que quieren mostrar su música en formato disco, aunque los siguientes pasos, promoción y distribución, deben andarse también, compaginando, a veces, trabajo y música. A esto hay que añadir la crisis general que hace que muchos festivales recorten su cartel de artistas porque no encuentran financiación para llevarlo a cabo con las mismas características que en años anteriores, como ha ocurrido con el último Festival Internacional de Benicassim, FIB, al que ha acudido un 20% menos de visitantes.

Madurez musical

Integrantes del grupo Dehra Dun.

Desde la orilla de la madurez musical y la experiencia de tener dos trabajos musicales en el mercado, el grupo de estilo psicodelia Dehra Dun lleva 10 años trabajando y en el año 2005 publicó su primer disco, autofinanciado, que les abrió muchas puertas. “A partir del primer disco tocamos por toda España”, apunta Fernando Delgado, bajo y coros de la banda, quien añade que, al principio, tocaban donde podían. “Mandamos muchas maquetas a las radios y grabamos en Radio3, donde siempre nos han tratado muy bien”. Para para el bajo del grupo vallisoletano la industria musical está en un error al no querer adaptarse a las nuevas tecnologías. “Internet provoca que no tenga que haber tanto intermediario, el futuro estará en sacar dinero con la red y no cerrarle la puerta a la red. Ahora existen plataformas de descarga legal que hay que aprovechar”.

Dehra Dun ha participado en festivales como Sonorama y ha tocado en recintos como el Auditorio Miguel Delibes de Valladolid. Su segundo disco, Variaciones imprevistas en el cauce del río, que salió en octubre de 2011, cuenta con la participación del conocido sitarista indio Baluji Shrivastav y fue financiado en parte por su casa de discos.


Plataforma de difusión emprendedora

Acordes Urbanos es un proyecto audiovisual que aglutina emprendeduría joven, cine y música y en el que, mediante una web, se publican semanalmente vídeos en formato acústico de bandas del panorama nacional en entornos urbanos.

El proyecto ha tenido muy buena acogida y ya cuenta con más de un año de vida durante el que han podido grabar a bandas como Triángulo de Amor Bizarro, Javiera Mena, Lori Meyes, Nadadora, Dinero, Stay, Sr. Chinarro, Depedro, Arizona Baby, Los Coronas o Mayka Makovski, entre otros.

En este primer año, Acordes Urbanos ha sido finalista a la web audiovisual más innovadora de los premios El Norte Digital de Castilla y León, se proyectaron varios de sus cortos en la edición del FIB 2011 y ya cuenta con más de 300.000 reproducciones de sus vídeos.

SaberMÁS