lunes, 21 de mayo de 2018

UPA alerta que el sector lácteo español se encuentra "al borde del precipicio"


J. G. T.  I  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  I  04.04.2012


La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha alertado de que el sector lácteo español se encuentra "al borde del precipicio", como consecuencia de un "insoportable incremento de todos los conceptos de costes de producción".

En nota de prensa, la institución ha apuntado que existe una tendencia a la baja de las cotizaciones en origen de la leche, algo que ha tildado de "ilógico y absurdo", ya que no ha descendido la demanda y los costes son más altos, por lo que los precios de origen tienen que subir.

Según ha afirmado UPA, desde el 2009 se ha producido un aumento en el precio del pienso concentrado para vacuno de leche (17%), el gasóleo agrícola (40%) y la energía eléctrica a partir de este mes (7%).

"Sin embargo, el precio de la leche en origen no se ha incrementado en la misma medida, por lo que somos los ganaderos quienes hemos asumido una tremenda pérdida de rentabilidad”, ha explicado Román Santalla, secretario de Ganadería de UPA.

Además, UPA ha señalado que a la subida de los costes de producción hay que sumarle la "grave sequía" que afecta a buena parte del territorio nacional, que provoca la ausencia de pastos y forraje, obligando a los ganadores a hacer un "desmbolso adicional" en pienso para alimentar a los animales. Todo ello ha provocado que la ganadería española en su conjunto haya perdido ya más de 1.000 millones de euros, según los cálculos de UPA.

Por todo ello, UPA ha pedido a las industrias compradoras de leche que adopten una actitud "comprensiva y solidaria, pagando por la leche el precio que verdaderamente cuesta producirla".

Además, la organización ha realizado un llamamiento a todo el sector y a las Administraciones Públicas ante la necesidad de garantizar un justo reparto del valor de la leche y de los productos lácteos a lo largo de la cadena, ya que, de no producirse, "las explotaciones ganaderas y el mundo rural en su conjunto ven peligrar seriamente su futuro".