domingo, 20 de septiembre de 2020

Todavía hay 380.000 autónomos que no han vuelto a su actividad, según ATA

Hay sectores como educación, cultura y comercio más afectados Hay sectores como educación, cultura y comercio más afectados

Casi 9 de cada 10 autónomos (88%) habrán recuperado la actividad y abierto sus negocios antes del viernes 12 de junio tras el parón obligado por la pandemia de la Covid19. A pesar de ello todavía hay 380.000 autónomos que no han retomado su actividad, ya que esta semana España continúa en un proceso de desescalada a dos velocidades y dependiendo de las zonas la mitad de España siguen en fase 2 y la otra ha pasado hoy a fase 3.

En ese 88% están incluidos el 22% de autónomos que no han parado durante estos 3 meses, confirma la Federación Nacional de Autónomos (ATA).

Por comunidades destaca que es la Región de Murcia en la que más autónomos han retomado su actividad normal o nunca la abandonaron (94%). Le sigue en mayo, por porcentaje de vuelta a la normalidad, aunque con limitaciones, Galicia y País Vasco (93%). Aun por encima de la media encontramos a Navarra y Extremadura (92%), Andalucía, Aragón y Cantabria (91%) y Asturias que esta semana alcanzará un 90% de aperturas.

"La incorporación a esta nueva realidad ha ido sucediéndose poco a poco y de manera desigual en el territorio español. Muchos autónomos abrirán esta semana por primera vez tras casi tres meses de parón. Se puede decir que se han incorporado casi 9 de cada 10 autónomos, pero que aún hay 380.000 que no saben cuándo podrán volver a su actividad", asegura Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Consultados los autónomos sobre su facturación, atendiendo a lo facturado en los cinco primeros meses de 2020 comparados con los cinco primeros meses de 2019, se observa una caída media del 60%. Para el 16,2% de los autónomos esta caída ha sido del 80% de su facturación y para el 53,7% de los autónomos la caída ha sido entre un 40 y un 60%. Un 2,6% de los autónomos ha visto incrementada su facturación en estos cinco meses comparada con los cinco primeros meses de 2019.

"Para el 70% de los autónomos su actividad ha caído más de un 40% y la mitad han visto caer su actividad más de un 60%", ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA. "Sólo un 7,8% de los autónomos tiene unas ventas o facturación superior a la del 2019. Es buena noticia que haya personas a las que les va bien. Es un gran alivio. Pero debemos asegurarnos de que a las que les ha afectado más directamente esta caída de facturación y tenían negocios viables, que puedan mantenerse para lo antes posible crear riqueza".

Gran diferencia de actividad por sectores

En el análisis del funcionamiento de las actividades de los autónomos, atendiendo a la rama de actividad, los porcentajes se dispersan de la media total del colectivo, denotándose la diferencia por sectores que se encuentran desde el inicio de la crisis y que aumentan en el periodo de desescalada. Así, los sectores que más autónomos aglutinan ejerciendo su actividad son agricultura y construcción (99%), actividades sanitarias y transporte (98%), actividades administrativas e información y comunicación (97%).

Sin embargo, en el lado contrario hay actividades que están a medio gas como es el caso de los autónomos que se dedican a la educación y que sólo un 40% tiene actividad, lo que supone que hay unos 55.000 autónomos de este sector sin actividad. O los autónomos dedicados a las actividades artísticas que sólo tienen actividad un 45% lo que deja sin ella a unos 38.000 autónomos.

Del resto de los sectores destaca que aunque el comercio marca unas aperturas del 88%, suponen 90.000 comercios que aún no han abierto y la hostelería que registra un 72% de aperturas y suponen que 85.000 bares y restaurantes aún no han abierto en España.

Hay que sumar unos 19.000 autónomos del sector de la industria que no han retomado su actividad (que ha abierto en un 91% del sector) 46.000 autónomos que aun no ha retomado su actividad dentro de las actividades profesionales y técnicas y 22.000 que se dedican a otros sectores y que en toda España no han podido volver a trabajar aún.

"Aunque la activación está siendo importante la caída de actividad es significativa. Más de la mitad de los autónomos han tenido una caída superior al 60% de su facturación por lo que se hace importante mantener la prestación por cese de actividad extraordinario para todos aquellos autónomos que continúan con restricciones a su actividad y que no hayan vuelto a la normalidad o con grandes caídas de facturación como estamos evidenciando. Y de la misma forma es necesario prolongar el tiempo necesario los ERTEs para esos autónomos con restricciones o caídas de actividad importante. El consumo y la actividad, aunque se va a ir recuperando, lo va a hacer de manera lenta", ha añadido el presidente de ATA.