viernes, 23 de febrero de 2018

Las SGR, CERSA y las cajas rurales, unidas para financiar a las empresas

Firma del acuerdo entre todas las partes Firma del acuerdo entre todas las partes

La Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (SGR-CESGAR), el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad –a través de la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA)- y el Banco Cooperativo Español, en representación de las cajas rurales, han firmado un acuerdo para facilitar financiación a las empresas.

El convenio permitirá a los clientes de estas entidades disponer -a partir del aval facilitado por las sociedades de garantía- de servicios financieros específicos como pólizas de crédito, préstamos, arrendamiento financiero (leasing), factoring y confirming, anticipos de subvenciones públicas u operaciones de descuento comercial.

De igual manera, este acuerdo incide en un área con creciente importancia en la economía, como son las exportaciones u operaciones en el exterior, a partir de la financiación internacional, mediante productos como los anticipos de exportación, la financiación de importación, garantías internacionales o créditos documentarios de importación, entre otros.

En la firma del acuerdo han participado el director de Instituciones del Banco Cooperativo Español, José Manuel Manzanero, el presidente de la agrupación de sociedades de garantía, José Rolando Álvarez Valbuena, y la consejera delegada de la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA), Ana Vizcaíno.

El convenio permitirá reforzar esas coincidencias existentes en la operativa de las cajas rurales y las 19 sociedades de garantía que operan en España, "con el propósito de fortalecer el tejido empresarial y dar mayores facilidades a su internacionalización", según han informado en un comunicado.

Financiación empresas

El documento firmado fija las bases de colaboración entre Banco Cooperativo Español y las SGR y agilizará una oferta global conjunta de servicios que apoye el impulso de la iniciativa privada, es decir, pequeñas y medianas empresas, autónomos y emprendedores de todo el territorio español.

Las cajas rurales cuentan con un riesgo vivo junto a las SGR que ronda los 1.000 millones de euros, mientras que durante el año pasado formalizaron con las sociedades de garantía 100 millones de euros, "cantidad al nivel de los principales bancos del país, lo que demuestra la estrecha e histórica vinculación de estas entidades", han subrayado.