lunes, 08 de marzo de 2021

Negro 2020: Los autónomos españoles han perdido más de 65.000 millones de euros por la pandemia

En este gráfico se refleja la disminución de facturación de los autónomos españoles En este gráfico se refleja la disminución de facturación de los autónomos españoles

Más de dos millones de autónomos han perdido más de 15.000 euros en facturación en 2020, lo que supone alrededor de 65.000 millones para todo el colectivo, según las estimaciones del nuevo barómetro de ATA. Atendiendo a la encuesta realizada por la federación, actualmente, tres de cada cuatro autónomos tienen algún tipo de restricciones en su negocio. En torno al 12% de los autónomos encuestados, lo que extrapolado al total del colectivo representaría casi 400.000 autónomos, tienen sus negocios o actividades cerradas en estos momentos, de los que el 5,5% asegura llevar con su negocio cerrado desde el pasado mes de marzo. Además, un 56,6% afirma que, aunque ha abierto, está funcionando al 50%.

El 23,6% de los autónomos encuestados desde ATA asegura que está abierto y funcionando con total normalidad y un 1% reconoce estar funcionando incluso mejor que antes de la pandemia. Los resultados muestran que ocho de cada diez, un abrumador 83,6%, de los autónomos aseguran que la facturación de su negocio se ha visto reducida respecto a la del año anterior y para la mitad de ellos, la caída ha sido superior al 60%. El 10,5% asegura que se ha mantenido y hay un 3,6% que considera que su facturación a pesar de todo ha aumentado.

Los autónomos estiman en más de 65.000 millones de euros la pérdida en este 2020. Uno de cada tres autónomos, el 33,5%, asegura que sus pérdidas son superiores a 30.000€, donde principalmente se encuentra el sector de los eventos, ocio (ocio infantil, nocturno, cultura y espectáculos) y en menor medida, pero un número importante, el sector del comercio. A esto hay que sumar los dos millones de autónomos, el 61,5% del total, que ha visto caer su facturación en 2020 en 15.000 € o más.

Medidas paliativas

Con el objetivo de paliar la difícil situción generada por el coronavirus, en torno a 1.500.000 autónomos han solicitado el cese de actividad extraordinario u ordinario en algún momento del 2020. Es decir, la mitad de los autónomos ha necesitado esta prestación en algún momento del año. Además, el 72,4% de los autónomos consideran fundamental el poder cobrar esta prestación para no cerrar su negocio ante la situación actual.

Otra de las posibles soluciones que han tomado los autónomos para paliar un poco su situación, en este caso para obtener liquidez, es la solicitud de financiación generalmente créditos y, sobre todo, los ICO. Consultados los autónomos en este aspecto, hay unos 400.000 autónomos que necesitan financiación en este momento y prevén solicitarla en 2021: el 12,7% de los autónomos encuestados asegura que no ha solicitado financiación, pero que lo tendrá que hacer en breve.

Además, uno de cada tres autónomos, el 35,6%, ha solicitado algún tipo de financiación, ya sea a través del ICO o privada, lo que extrapolado al conjunto del colectivo supondría un millón de autónomos, de los que al 23,2% le ha sido concedida sin problemas y al 9,6% se la han concedido, pero por un importe inferior al inicialmente solicitado. Un 2,8% está pendiente de respuesta. Y el 8,2% señala que ha solicitado financiación, pero ésta le ha sido denegada. Frente a estos datos, el 39,1% de los autónomos señala que no ha considerado necesario solicitar financiación.

Una parte importante de los gastos fijos que tienen los autónomos son los salarios y cotizaciones de sus empleados. Casi el 40% de los autónomos que tienen trabajadores afirma que ha solicitado un ERTE o tiene previsto hacerlo para poder seguir con su actividad, de los que el 24,4% asegura que ha realizado el ERTE al 100% de su plantilla.

Por su parte, el 37,5% de los autónomos encuestados por ATA, más de 500.000 autónomos, afirma que a pesar de toda esta situación mantiene al 100% de la plantilla.

En el extremo opuesto se encuentra el 12,4% de los autónomos con trabajadores a su cargo señala que se ha visto obligado a despedir. Es decir, del 1,5 millones de autónomos que tienen trabajadores a su cargo, unos 200.000 se han visto abocados a realizar algún tipo de despido en 2020.

Las previsiones de cara a este nuevo ejercicio que acaba de comenzar no son nada halagüeñas. El 77,7% de los autónomos es pesimista en cuanto a la facturación que pueden hacer con su negocio en 2021. Es decir, tres de cada cuatro creen que disminuirá o se mantendrán como la de 2020. Y en concreto, más de la mitad, el 56,9% prevé tener pérdidas. Por contra, un 8,5% esperan que aumente en este año.