domingo, 27 de mayo de 2018

Monago reconoce que su pacto con Vara no tiene repercusión

Iniciativa+1 le propone a Monago una estrategia geopolítica para Extremadura.

Encuentro de Inciativa+1 en CáceresAsistentes al encuentro celebrado por Inciativa+1 en Cáceres.

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha reconocido que el pacto que ha suscrito con el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, en materias como educación y Estatuto de Autonomía, no ha tenido repercusión y que no arrastrará otros a seguir su ejemplo, a lo que añadió que “hemos hecho lo que creíamos que teníamos que hacer”. En un encuentro con socios de Iniciativa+1 Cáceres, Monago reconoció que “la tentación de no firmar y desgastar al gobierno era lo fácil”, pero que optaron por realizar un ejercicio de responsabilidad porque, tal y como expuso, “en la situación actual tenemos que arrimar el hombro, es una cuestión de supervivencia”. Durante la cita, el presidente de la Asociación, Juan Carlos Cotallo, le lanzó la propuesta de definir una estrategia geopolítica para Extremadura, que Monago valoró positivamente.

Evaluar a la Administración Al encuentro también asistió Álvaro Nadal, diputado y secretario de Economía del PP nacional. Ambos coincidieron en señalar que es preciso “profesionalizar al personal directivo de la Administración”, aspecto en el que Monago subrayó su intención de, en caso de llegar al Gobierno, reducir las consejerías de once a siete, así como en “cambiar la cultura del empleado público” y promover una “evaluación de los rendimientos de las políticas públicas” ya que, añadió, “los ciudadanos deben tener la oportunidad de evaluar a la Administración pública”. En la misma línea, reiteró su intención de firmar un decreto para eliminar los “privilegios” de los funcionarios que han ocupado un puesto de alto cargo o personal de libre designación de la Junta de Extremadura, “que son más de 500”, y de disminuir esa cantidad “a la mitad”.

Apoyo a la pyme En el ámbito económico, se refirió a las reformas económicas que acometería, destacando la reducción de gastos de gestión y la concentración en un solo organismo de todas las líneas de apoyo al empresario, además de un plan para favorecer la implantación de sistemas de calidad en las empresas. Monago recordó que “el 85% de las pequeñas y medianas empresas son de tipo familiar” y que se están viendo especialmente afectadas por la crisis. Al hilo de esto, Monago sostuvo que en Extremadura no hay escasez de emprendedores sino de financiación, de liquidez y de crédito, si bien reconoció que hay que trabajar en “cambiar la mentalidad de los jóvenes y fomentar la cultura del emprendimiento”. Se mostró convencido de que el hecho de “superar esta crisis” es todo un valor añadido a destacar para las empresas extremeñas.