lunes, 28 de mayo de 2018

Mínimo histórico de la diferencia de pagos entre empresas españolas y europeas

La diferencia entre la media europea de pagos y la española se sitúa en 1,55 días, es la segunda vez consecutiva que este valor es inferior a 2 días. Al menos así lo indica el estudio del Comportamiento de Pagos en Europa en el cuarto trimestre de 2015 de Informa.

La cifra de retraso medio de pagos europeo del último trimestre del año se sitúa en 14,53 días, lo que supone una bajada de 0,23 días respecto al trimestre anterior. Una ratio que
mejora en 7 de los 9 países estudiados este trimestre.

Al observar la evolución del retraso medio europeo desde hace un año, se puede ver que aumenta 0,61 días debido a las variaciones de tres países: Alemania (+0,77 días), Bélgica (+0,37 días). El resto de países logran reducir la media de pagos, como Portugal donde se observa una disminución de 1,84 días; España con 1,11 días menos e Italia con 1,08 días.

A pesar de la situación económica y incertidumbre internacional, durante este trimestre todos los países registran un retraso medio de pagos por debajo de los 30 días. Los países que pagan con un retraso superior a la media son: Portugal, que encabeza la lista con 29,01 días, Italia con 19,70 días, Reino Unido con 17,98 días, España con 16,08 días e Irlanda con 16,07 días. Alemania tiene la media más baja con 6,46 días. Los demás países que se sitúan por debajo de la media europea son: Países Bajos con 8,26 días, Bélgica con 12,42 días de retraso y Francia con 12,88 días.

En este periodo se observa una disminución de la media europea de 0,23 días respecto al tercer trimestre. Se produce una disminución de la media de retrasos de pagos en la mayoría de los países estudiados, sólo 2 aumentan respecto al pasado trimestre, se tratan de Alemania que registra un aumento de 0,20 días y Bélgica, con un aumento de 0,01 días.

Por otro lado, las disminuciones más importantes se observan este trimestre en Portugal (-0,39 días), Francia (-0,36 días) y Reino Unido (-0,32 días). La diferencia entre el retraso medio de Alemania y el de Portugal continúa acortándose, y se sitúa este trimestre en 22,55 días mientras era de 23,14 días el trimestre pasado.