domingo, 27 de mayo de 2018

Los Presupuestos de Castilla y León se reducen hasta los 9.720 millones para cumplir el objetivo de déficit


Redacción I Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. I 21.05.2012


Las cuentas autonómicas bajan el 3,24% respecto al año pasado y se sitúan en niveles de 2007. El gasto social acapara el 79% de los 7.821 millones de euros que tendrán las consejerías para sus políticas y el 94% de los recursos propios del Gobierno de la comunidad. Las líneas de apoyo a las empresas crecen el 35%, hasta alcanzar los 412,7 millones.

El Consejo de Gobierno de Castilla y León, reunido esta mañana en sesión ordinaria en el Colegio de la Asunción de Valladolid, ha aprobado el Proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2012, que asciende a 9.720.048.423 euros. Esta cifra es 325 millones inferior a la del año pasado, lo que implica una reducción del 3,24% y supone volver al nivel de gestión de recursos del ejercicio 2007.

El texto legislativo está enfocado a cumplir el objetivo de déficit del 1,5%. Parte de una previsión de descenso del Producto Interior Bruto (PIB) de la Comunidad del -1,5%, dos décimas más optimista que la estimada por el Gobierno para el conjunto de España, y contempla una tasa media de paro del 18,6%, sensiblemente por debajo del 24,3% nacional. Por primera vez las cuentas autonómicas se han elaborado teniendo en cuenta un techo de gasto no financiero. Este límite fue aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado 19 de abril y sitúa el importe máximo de los capítulos I a VII de los Presupuestos en 9.108,3 millones de euros, una cifra que se ha calculado sumando los ingresos no financieros previstos (8.312,8 millones) y el déficit público permitido (que equivale a otros 856,3). Al resultado se le han descontado 60,8 millones en concepto de ajustes de la Contabilidad Nacional. El otro bloque del Presupuesto son los 611,8 millones de las operaciones financieras recogidas en los capítulos VIII y IX. Se trata, fundamentalmente, de los 308,7 millones destinados a sufragar préstamos financieros a empresas y los 297,7 millones que sirven para amortizar créditos.
En el proyecto se consigna un gasto no financiero de 9.108,2 millones de euros, que por tanto respeta el límite acordado por la Junta. Incluye los 923,8 millones de la Política Agraria Común (PAC), una partida sobre la que la Junta no tiene capacidad de decisión; los 335,1 que sufragan los intereses del endeudamiento, y los 28,1 que administran las Cortes de Castilla y León y el Consejo Consultivo. Es decir, que este año las consejerías únicamente dispondrán de 7.821,2 millones de euros para financiar sus políticas, el 22% menos que en 2011.

Los tres departamentos que gestionan en materia social absorben 6.196 millones de euros, el 79% del total. Más de la mitad va a parar a Sanidad, 3.420 millones, cifra muy similar a la de 2011. Educación recibe algo más de 1.952 millones de euros, y los 824 restantes se asignan a la consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. Esto hace que el presupuesto de estas tres áreas se reduzca el 3,61%. Además, el 94% de los recursos propios de la Junta -esto es, los procedentes de los tributos autonómicos y el modelo de financiación- se destinan a políticas sociales. La apuesta por este tipo de gasto impregna también el Proyecto de Ley de Medidas, que reserva los beneficios fiscales, las subvenciones y las bonificaciones en las tasas y los precios públicos a los castellanos y leoneses con menor nivel de renta, es decir, a aquellas personas que no superan los 18.900 euros en tributación individual y los 31.500 si es conjunta.

Reactivación económica y la creación de empleo El análisis por consejerías revela que solo hay una que crece, la de Economía y Empleo. Su presupuesto se incrementa el 3,5%, hasta los 606,4 millones de euros, con objeto de contribuir a la reactivación del PIB y a la creación de puestos de trabajo. Para ello se refuerzan las líneas de apoyo a las empresas, que crecen exponencialmente. Esta partida aumenta el 35,5%, en colaboración con la consejería de Agricultura y Ganadería, y alcanza los 412,7 millones de euros. De esa cantidad el 75% serán préstamos reembolsables -308,7 millones, de los que 183 han sido aportados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI)- y el 25% subvenciones vinculadas a la inversión.En la misma línea, el proyecto de ley reafirma la obligación de destinar al menos el 3% de los recursos anuales de la Junta a Ciencia y Tecnología. Junto a esto, mantiene el compromiso con las medidas acordadas en el marco del diálogo social, puesto que las políticas de empleo consumen más de 60 millones de recursos autónomos. Por último, cabe destacar que en 2012 el mecanismo extraordinario de pago a proveedores inyectará más de 1.000 millones de euros a la economía de Castilla y León, lo que sin duda también ayudará a devolverla a tasas positivas de crecimiento.