domingo, 27 de mayo de 2018

Los efectos de la crisis en las diferencias del turismo por regiones

Efectos por meses.

Tribuna de opinión de Ursicino Carrascal, profesor Titular de Estadística y Econonometría de la Universidad de Valladolid.

No se aprecian unos comportamientos similares en el turismo nacional por comunidades si atendemos a los datos de pernoctaciones de españoles, cuyos últimos valores acaba de publicar el INE. Y, aunque es claro el efecto de la crisis, hay regiones que se mantienen mejor que otras. Hemos obtenido los componentes estacionales para cada una de las series de datos de pernoctaciones en seis comunidades y en el total nacional y luego las hemos tipificado para poder comparar los efectos en una misma base. Los resultados aparecen en el gráfico 'Efectos por meses', donde se aprecia una estacionalidad general en todos los casos, aunque cada una con sus matices.

De las comunidades escogidas, aquéllas donde más se nota la estacionalidad son Extremadura y Castilla y León, que tienen los valores más extremadamente bajos en enero y febrero. Abril es, en cambio, un buen momento para Extremadura a diferencia del resto de comunidades. Julio y especialmente agosto son el mejor periodo para la mayoría de las regiones, especialmente para Asturias y Galicia, que proporcionalmente tienen efectos estacionales algo más acusados que el total nacional, y Andalucía, seguida de Castilla y León.

Septiembre es el único mes donde se da un mismo comportamiento positivo en todas las regiones analizadas; octubre es un buen mes para Extremadura y Castilla y León, y en noviembre y diciembre decaen las pernoctaciones nacionales y de la mayoría de las comunidades estudiadas. Merece consideración aparte el caso de Madrid, donde las pernoctaciones nacionales claramente no obedecen principalmente al turismo, ya que tienen comportamientos opuestos al resto de casos en la mayoría de los meses; así, destacan sus altos valores negativos en agosto y julio, cuando crecen en todas las demás regiones. Su máximo valor aparece en octubre, mientras que mantiene valores positivos en noviembre y diciembre.

Por cuanto se refiere a la tendencia obtenida de los mismos datos de pernoctaciones de nacionales, ésta es claramente creciente para la mayoría de las regiones y para el conjunto nacional hasta 2008, cuando la crisis afecta claramente a estos valores. En 2009 llegan a su valor mínimo, que más o menos se mantiene en la mayoría de los casos.

Si concretamos un poco más podemos observar que la serie más irregular de todas es la de las pernoctaciones de nacionales en Galicia,  con máximos coincidiendo con la celebración de los distintos años santos compostelanos en 1999, 2004 y 2010 (el próximo año santo será en 2021). Extremadura es la que tenía unos valores más bajos hasta 2005, momento en el que empieza a mejorar claramente; de hecho y a pesar de la crisis, es de las pocas regiones que está mejorando en su tendencia desde 2010, relativamente por encima de Madrid. Castilla y León sin embargo tiene una tendencia decreciente desde 2008 a la que no parece encontrar un freno. Y aunque Andalucía tiene un comportamiento más regular en este ámbito, e incluso en 2010 presenta un pequeño repunte, de nuevo vuelve a decaer a partir de dicha fecha.