miércoles, 23 de mayo de 2018

Los autónomos andaluces optan a un nuevo fondo de crédito, con 50.000 euros máximo por persona

Los autónomos andaluces podrán optar desde hoy al fondo de crédito Foran-Empleo Autónomo, destinado a fomentar y promocionar la actividad de estos trabajadores en la comunidad, que ofrece una dotación presupuestaria de 25 millones de euros, de los que cada autónomo podrá recibir como máximo 50.000 euros para proyectos de inversiones y/o de operaciones de capital circulante.

Esta nueva iniciativa, fruto de un convenio entre la Consejería de Empleo y la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, pretende "proporcionar créditos a los profesionales autónomos andaluces cuyos proyectos empresariales contribuyan a la sostenibilidad social, económica o medioambiental de Andalucía, así como a la creación y mantenimiento del empleo en la comunidad".

Para poner en marcha este fondo, la consejería ha suscrito un convenio de colaboración con Caixabank, de forma que esta entidad sea la encargada de prestar los servicios financieros necesarios y formalizar los préstamos reembolsables, según recoge la agencia Europa Press.

Así, el importe máximo de los créditos que se aprobarán con cargo al fondo Foran-Empleo Autónomo, que comenzará a funcionar el 23 de enero, será de 25.000 euros por proyecto o solicitud, hasta un máximo de 50.000 euros por profesional autónomo. El importe mínimo será de 3.000 euros, y también se podrá financiar hasta el 100% del coste del proyecto.

En este sentido, no se podrán realizar nuevas solicitudes sobre un mismo proyecto beneficiario hasta que el profesional autónomo no haya reembolsado al menos el 50% de la financiación otorgada inicialmente para dicho proyecto. Por su parte, los tipos de interés de estos créditos serán fijos y oscilarán entre el 5,25 y 7,25%, que supone un tipo "preferencial en el mercado".

Además, tendrá un máximo de 60 meses para devolver el crédito en el caso de proyectos de inversión, incluyendo una carencia máxima de seis meses, y un máximo de 24 meses para el caso de financiación de gastos corrientes incluyendo una carencia máxima de tres meses.

Préstamos, microcréditos y avales

En el marco del fondo, se financiarán de manera preferente aquellas iniciativas de sostenibilidad ambiental o económica que prioricen un uso más eficiente de los recursos, la mejora de las condiciones de seguridad en el trabajo y el fomento de la competitividad y la productividad, así como iniciativas de sostenibilidad social en favor de la integración de colectivos desfavorecidos o con necesidades especiales, como jóvenes menores de 30 años, parados de más de 45, personas con discapacidad, inmigrantes y personas víctimas de violencia de género.

Por contra, quedarán excluidos las refinanciaciones de créditos hipotecarios o las de otros pasivos de naturaleza financiera que no se contemplen como parte de un plan de reestructuración integral del negocio.

De este modo, se podrán aprobar con cargo al fondo préstamos o créditos, microcréditos, otorgamiento de garantías y cualquier fórmula de financiación reconocida en el tráfico mercantil, no sólo préstamos, sino también avales. Además, las garantías de estos proyectos "pueden ser personales, y no haría falta hipotecar los bienes ni otros medios, sino que si el proyecto sea interesante porque se considere estratégico, las garantías personales serán suficientes".

Asimismo, al no tratarse de subvenciones o ayudas a fondo perdido, las operaciones formalizadas generan una obligación de reembolso por parte de los beneficiarios en los plazos estipulados en cada caso.

Redacción