martes, 19 de noviembre de 2019

Análisis de las principales claves de los buenos resultados de Caja Rural del Sur

El director general y el presidente de Caja Rural del Sur El director general y el presidente de Caja Rural del Sur

La entidad financiera ha presentado un balance del último ejercicio muy positivo con un crecimiento de un 50% del beneficio hasta situarse en los 47,6 millones de euros. Pero ¿cuáles han sido las principales claves que lo han sustentado? Sobre todo teniendo en cuenta que ha sido el primer ejercicio completo del nuevo equipo directivo, con José Luis García-Palacios Álvarez, como presidente, y Guillermo Téllez, como director general.

El decálogo de parámetros y criterios que han consolidado el crecimiento de Caja Rural del Sur hasta conseguir el segundo mejor curso de toda su trayectoria han sido los siguientes.

1.- Solvencia. La entidad se sitúa, como apuntó el director general en la presentación de resultados, "entre los primeros grupos financieros en solvencia". Con un 20,65% de CET1, es decir, los recursos propios de primera categoría, los de mejor calidad. Un porcentaje que está 10,77 puntos porcentuales por encima del mínimo establecido a Caja Rural del Sur por el Banco de España. Gracias a esta positiva evolución, la entidad ha destinado 32 millones de euros a reservas, un 37% más que el año pasado, con el objetivo de apuntalar aún más su capitalización.

2.- Liquidez. Como consecuencia de su política de robustecimiento como entidad y de la actividad comercial, la caja continúa con una sólida posición de liquidez. Los niveles sitúan el LCR (la ratio de cobertura de liquidez) en el 469%, 4,6 veces por encima de lo exigido por el regulador (que ha de ser el 100%) y cuenta con 2.095 millones de euros de activos elegibles.

3.- Más cuota de mercado. El nuevo equipo directivo se ha marcado objetivos claros y ambiciosos en el impulso de la actividad comercial y en la ampliación de cuota de mercado. De ahí que la entidad esté centrada en los segmentos más rentables para su actividad como son las empresas, sobre todo en pymes y cooperativas, y particulares, cuyo crecimiento ha sido del 5% y del 2,5%, respectivamente.

4.- Crecen los depósitos. La entidad ha recalcado la confianza mostrada por los clientes, lo que ha repercutido en un notable incremento de los depósitos, con un crecimiento del 4,62%, lo que ha dado entrada de 237 millones de euros a la cartera de Caja Rural del Sur.

5.- Más créditos. La concesión de crédito ha crecido en 2018 un 2,9%, hasta los 120 millones de euros, a contracorriente de la tónica general del sector. De hecho, entre la inversión crediticia y la captación de depósitos, estas partidas suman 357 millones de euros que se añaden a la cifra de volumen de negocio de la entidad, que ya gestionaba 10.505 millones de euros al cierre del ejercicio pasado.

6.- Digitalización. El sector se encuentra en un momento de cambio profundo debido a la revolución de las tecnologías y su impacto. La caja está llevando a cabo una apuesta importante por la "mejora y agilidad" de los procesos y servicios que presta a sus clientes. Tanto la digitalización como la modernización de las oficinas urbanas se han convertido en objetivos de primer orden para la entidad.

7.- Reducción de gastos. En la presentación de los resultados, el director general explicó el empeño de Caja Rural del Sur por la reducción de gastos, con una caída del 7,81%, lo que supone ocho millones de euros, incidiendo en la mejora de la eficiencia recurrente de la entidad. A esta reducción del gasto hay que sumar una decidida "gestión en la recuperación de activos improductivos", lo que le ha permitido una reducción cercana al 25% de estos saldos.

8.- Cobertura de insolvencia. Para cerrar el círculo, la gestión prudente del riesgo, argumenta la caja, ha supuesto cerrar un ejercicio con una cobertura de insolvencias del 123%, más del "doble de la media del sector", siendo la mayor de los seis últimos años y con un crecimiento de 32 puntos porcentuales con respecto al año 2017.

9.- Ranting de agencias. La entidad remarca que, aunque tiene acceso a la financiación mayorista, no tiene dependencia de ella. La agencia de calificación Fitch ha ratificado un año más la calificación BBB en perspectiva estable. Caja Rural del Sur señala que "este ranting es fruto de los altos niveles de solvencia y liquidez que transmiten una proyección positiva dentro del sector financiero, y más especialmente en el sector de las cooperativas de crédito, y consolida a la entidad como referente del ámbito financiero andaluz".

10.- Cercanía con el cliente. Como puso de relieve el presidente de la entidad en el informe de actividad a la Asamblea, José Luis García-Palacios Álvarez, "a lo largo de los últimos años la entidad ha mantenido una ronda de encuentros con grupos de clientes de interés en todas las provincias en las que está presente, Huelva, Sevilla, Córdoba, Cádiz y Málaga, para conocer de primera mano sus necesidades y mejorar el servicio y el tipo de productos que Caja Rural del Sur les ofrece".

La suma de los hitos e indicadores que escalonan esta evolución son los que hacen posible que la caja esté integrada en la actualidad por una red de 316 oficinas y 412 cajeros distribuidos en las capitales y pequeñas localidades de las provincias en las que opera, cuenta con cerca de 1.000 empleados que dan servicio a 678.581 clientes y 136.675 socios.