sábado, 24 de febrero de 2018

Las empresas responsables de la creación neta de empleo

Fuente: Informa D&B Fuente: Informa D&B

¿De dónde procede la creación neta de empleo? ¿Quién está haciendo remontar la actividad tras la dura crisis? Según el informe "La recuperación de las empresas españolas tras la crisis", elaborado por Informa D&B, las empresas son las que están tirando del carro.

Se trata, asegura la consultora, del mayor análisis de las cuentas de las empresas españolas entre 2012-2014 que comprende una muestra constante de 430.137 sociedades que han permanecido activas y han superado la fuerte crisis económica y asistido a una incipiente recuperación.

A partir del análisis realizado, y habida cuenta de que la población empleada por este subconjunto de empresas representa un 30,9% del total de afiliados a la Seguridad Social, lo que le confiere una elevada representatividad, "se constata el final del proceso de ajuste en el empleo y la confirmación de su recuperación", sostiene Informa.

Beatriz Oliete, directora adjunta al consejero delegado de Informa D&B, ha señalado que: "El primer elemento a destacar del periodo analizado es la cifra de crecimiento de empleados en las empresas de la muestra, que alcanza las 332.114 contrataciones netas, una subida del 6,9%, lo cual deja patente el claro proceso de creación neta de empleo en España".

La plantilla media por empresa es de 12 empleados en la muestra analizada. Este dato es el resultado de una caída agregada del 6,7% desde el año 2012, sin duda fruto de la política de ajustes llevada a cabo por las compañías españolas durante la crisis, especialmente de 2010 hasta 2014. Así, se encadenaron de manera ininterrumpida reducciones en el tamaño de la plantilla media, siendo estas especialmente acusadas hasta 2013, (entre el año 2012 y 2013 se anotó una caída del 7,4%).

Por otro lado, la masa salarial promedio por empresa se ha reducido un 7,7% en este periodo. Fue entre el año 2012 a 2013 cuando la rebaja de la masa salarial promedio se hizo más patente, un 8,2%, como consecuencia del fuerte incremento del número de sociedades activas aquel año, un 10%, paralelamente al incremento de la actividad empresarial y al aumento de la cifra de negocios.

Por su parte, el coste medio de personal también ha disminuido aunque de forma menos acentuada, un 1,1%, en el mismo periodo debido al mayor incremento, un 6,9%, del número de empleados frente a un aumento del gasto de personal de un 5,7%, por la fuerte moderación de los costes salariales y la mayor contratación tras la reforma laboral y muy especialmente entre los años 2013 y 2014.

En paralelo, la facturación por empleado ha crecido ligeramente, acumulando una subida del 1,2% en el período 2012-2014 como consecuencia del fuerte incremento de la cifra de facturación del 8,1% y de la reactivación de la contratación del 6,9% para el mismo periodo.