lunes, 21 de septiembre de 2020

Rocío Ruiz destaca el papel de "la atención social y dependencia en el empleo y la economía" por el Covid

Intervención de la consejera de Igualdad en el Foro Digital de la Cámara de Comercio de Sevilla Intervención de la consejera de Igualdad en el Foro Digital de la Cámara de Comercio de Sevilla

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha abonado 281,76 millones de euros durante el estado de alarma para la financiación de servicios y prestaciones en materia de dependencia. Según ha señalado la consejera Rocío Ruiz, "a través de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA) se está procediendo a los pagos con total normalidad, no afectando esta situación de mayor dificultad en la gestión ni a los plazos ni a las cuantías abonadas".

La responsable de Igualdad, que ha participado en un Foro de la Fundación Cámara de Comercio de Sevilla, ha destacado la apuesta de su departamento "para poner en marcha medidas con el fin de contener la expansión de la enfermedad, asegurar la atención de las personas y contribuir también al mantenimiento del empleo y amortiguar en parte la crisis económica". La consejera ha insistido y hecho especial hincapié en el impacto en la economía y el mantenimiento del empleo de un sector como la atención y la asistencial social.

Ruiz ha explicado que desde el pasado mes de marzo hasta finales de mayo, desde Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación "se ha destinado más de 281 millones de euros para el sostenimiento de estos servicios que han contribuido al mantenimiento de más de 45.000 empleos en Andalucía. Todo eso sin contar las contrataciones que se han producido de emergencia en estos meses: más de 1.000 personas que se han incorporado a nuestras residencias o al Servicio Andaluz de Teleasistencia, por ejemplo".

Esto ha sido posible, ha explicado la consejera, porque desde el primer momento la consejería ha tomado medidas para seguir manteniendo los pagos a las entidades, a pesar de que debido a la pandemia se tomaron decisiones como el cierre de los centros de día o la suspensión de los ingresos en centros de atención residencial. "Pese a eso, se han mantenido los abonos pero siempre con la condición de que las empresas mantuvieran el compromiso de mantener a la plantilla y adaptaran sus servicios a la nueva situación", resaltado Ruiz.

En el ámbito de la ayuda a domicilio, la Consejería de Igualdad ha transferido desde el inicio del estado de alarma hasta la actualidad, 98,2 millones de euros a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y a las diputaciones provinciales en concepto de pagos de las liquidaciones del Servicio de Ayuda a Domicilio, que en Andalucía atiende a más de 87.000 personas en situación de dependencia. "Esto ha permitido el mantenimiento del empleo de unos 28.260 profesionales que en Andalucía prestan el Servicio de Ayuda a Domicilio directamente en contacto con las personas usuarias durante este periodo", ha explicado.

En cuanto a los centros de día, este departamento de la Junta de Andalucía estableció "la garantía del abono a los centros del 80% mínimo del coste de las plazas ocupadas según la liquidación del mes anterior a la suspensión". Esta medida quedaba igualmente vinculada al compromiso de las entidades gestoras de mantener el empleo y realizar tareas de seguimiento proactivo. "Estamos hablando de aproximadamente 3.000 profesionales que prestan su servicio en centros de día de personas mayores y con discapacidad", ha apuntado la consejera. Así, desde el inicio de la alerta sanitaria a la actualidad, "hemos abonado casi 22 millones de euros correspondientes al pago de liquidaciones del servicio de centros de día, que atiende a 13.620 personas en situación de dependencia en Andalucía".

Contrataciones en tiempos de Covid

Con respecto al servicio de atención residencial, con el fin de garantizar el mantenimiento de las plantillas de los centros, las medidas extraordinarias se han encaminado a paliar las repercusiones económicas derivadas de las salidas voluntarias de los centros así como del aumento de bajas por fallecimiento de las personas beneficiarias del servicio. De este modo," el apoyo económico a los centros ha hecho posible el mantenimiento del empleo". Así, desde el inicio de la alerta sanitaria a la actualidad, Igualdad ha abonado 84,2 millones de euros correspondientes al pago de liquidaciones del servicio de atención residencial que atiende a 24.002 personas en situación de dependencia en Andalucía.

La atención social se configura como un importante reto y un más que destacable nicho de empleo y generación de riqueza

La consejera ha remarcado igualmente el esfuerzo del Gobierno andaluz por mantener la atención a las personas más vulnerables en esta crisis, de manera que "en las residencias no solo se ha mantenido el empleo sino que lo hemos incrementado con alrededor de 1.000 contrataciones más durante este periodo. Contrataciones de emergencia que se hacían en 24 horas. Además llegamos a un acuerdo con el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para agilizar también todas las ofertas de empleo que se pudieran producir desde las empresas en este sector, para garantizar la atención de todos los residentes", ha dicho.

En el Servicio Andaluz de Teleasistencia, además, se ha reforzado la plantilla en 84 personas, lo que ha supuesto una inversión superior a los 562.000 euros. Con todo esto, Rocío Ruiz ha insistido en que "la atención social se configura como un importante reto y un más que destacable nicho de empleo y generación de riqueza" y ha lanzado un mensaje a los empresarios y empresarias presentes en el foro para que se sumen al Pacto por la Dependencia que reclama el Gobierno andaluz para que el Estado incremente su financiación en este ámbito.

La consejera ha insistido en que es clave la unidad en este pacto, que ya se consiguió en el Parlamento de Andalucía con el respaldo de todos los grupos, ya que "es fundamental para afrontar los retos que la pandemia ha puesto de manifiesto".

Rocío Ruiz ha dedicado la parte final de su intervención a hablar de otro problema que la crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto: la conciliación. "Si conciliar ya era una tarea compleja antes del confinamiento, esta nueva situación excepcional provocada por el estado de alarma nos ha destapado por completo una problemática que afecta principalmente a las mujeres y a su salud", ha dicho.

En este sentido, ha apuntado que "estamos trabajando de forma transversal con el resto de Consejerías para ofrecer medidas y recursos que permitan a las familias conciliar en este nuevo escenario que se ha planteado. Desde la Consejería de Empleo, por ejemplo, se han articulado ayudas económicas para incentivar el teletrabajo, una herramienta que se ha desvelado como una gran aliada para la conciliación, aunque con algunas limitaciones que hay que regular".

Igualmente, la Consejería de Igualdad ofrece un recurso a los trabajadores y trabajadoras por cuenta propia o ajena que tengan personas dependientes o con discapacidad a su cargo, que deban reincorporarse a su puesto de trabajo con carácter presencial y a los que la suspensión de un recurso de la dependencia les genere la imposibilidad de conciliar sus obligaciones familiares y laborales. Así que ha animado a las empresas a que se adhieran a la Red de Entidades Conciliadoras de Andalucía, con el objetivo de diseñar planes y herramientas para la mejora de la conciliación en el ámbito laboral.