martes, 21 de agosto de 2018

Javier Pastor: "Nuestras finanzas están saneadas gracias a una política de austeridad"

Entrevista a Javier Pastor Antolín, director gerente de Unidad Alimentaria de Valladolid, S.A., Sociedad Mixta Gestora de Mercaolid


M. Martínez García I Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. I 25.06.2012


Javier Pastor es licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid y tiene estudios de posgrado en Derecho Comunitario por la misma institución educativa, además del título de especialista en Derecho Empresarial por la UNED. Técnico de la Administración Municipal en excedencia, ocupa desde 1997 el cargo de director gerente de Mercaolid que, por volúmenes de facturación y comercialización, es la séptima unidad alimentaria de España, la más importante del cuadrante noroeste peninsular y de Castilla y León.

¿Cuáles son los principales hitos en la evolución y el desarrollo de Mercaolid en el último lustro?

Destacaría la afirmación del proyecto, es decir, su consolidación como la principal concentración de empresas mayoristas especializadas en productos perecederos de la Comunidad Autónoma. En este sentido, Mercaolid se ha convertido en una obligada referencia para operadores de la región y en un merca muy atractivo y competitivo por su variedad de oferta diaria de productos y por el tipo de cotizaciones medias, al existir una fuerte competencia empresarial. Por otro lado, me gustaría destacar lo positivo de la experiencia en la confluencia de intereses entre participación pública y privada, ya que estamos ante un modelo de economía mixta, lo que pone de manifiesto que sigue siendo una fórmula interesante de gestión.

Al igual que ocurre con Mercabarna y con Mercabilbao, Mercaolid no puede recibir más negocio del que alberga en estos momentos. ¿Cuál sería a su juicio la mejor solución para crecer?

Nuestras instalaciones tienen un grado de explotación muy intenso, cercano sistemáticamente al 100%, solo superado por muy pocas unidades alimentarias de España. Esto nos ha hecho perder importantes oportunidades, tanto en lo relativo a la instalación de nuevos proyectos de interés como a garantizar el crecimiento de empresas ya instaladas. La Sociedad debe centrar sus esfuerzos en los próximos años en el reaprovechamiento de espacios existentes y en lograr otros nuevos que permitan la ampliación. En este último aspecto, somos conscientes de las dificultades del contexto socio-económico actual, lo que exige mucha prudencia ante el análisis de las opciones posibles pero sin olvidar que, de cara a un futuro, el proyecto debe contar con superficie que permita su expansión.

Aunque existe cierto ‘pudor’ por parte de las empresas que tienen buenos números en estos momentos a la hora de hacerlos públicos, debido a un contexto general de apocamiento a causa de la crisis, Mercaolid puede presumir con todas las de la ley a este respecto...

Unidad Alimentaria de Valladolid, S.A., Sociedad Mixta gestora de Mercaolid, tiene una estructura financiera saneada y equilibrada. A ello sin lugar a duda han contribuido un bajo nivel de endeudamiento y una histórica política de austeridad y contención del gasto. No obstante, a lo largo de sus años de funcionamiento la Sociedad no ha renunciado a la realización de inversiones encaminadas a mejorar la oferta de instalaciones y al obligado mantenimiento de las mismas para garantizar la calidad del servicio público que prestamos, como ponen de manifiesto las auditorías de calidad que anualmente superamos. Desde el tercer año de existencia, hemos generado beneficios, con unas ratios de crecimiento anuales interesantes. Los órganos de gobierno, una vez constituidas las pertinentes reservas voluntarias y dotaciones, han venido destinando los remanentes al pago de dividendos, lo que ha redundado en beneficio de los ciudadanos de Valladolid (a través de la participación municipal) y de los propios operadores mayoristas, ya que gran parte de ellos son socios-accionistas.

¿Cómo les está afectando la caída del consumo y de la demanda?

La larga y profunda crisis económica que vive nuestro país está provocando una fuerte contracción del consumo como consecuencia de la pérdida de disponibilidades de renta de los ciudadanos y la incertidumbre laboral. Esto ha dado lugar a un nuevo tipo de consumidor más racional, planificador y para el que el factor precio es determinante. En los últimos meses ha aparecido publicada una catarata de datos que confirma estos extremos. Importantes consultoras especializadas en consumo confirman que el 81% de los españoles ha cambiado sus hábitos y el 41% corrobora que ahorra en comida. Según el INE, las ventas minoristas descendieron un 5,8% en 2011 y las de alimentación a precios constantes un 2,8%. Los productos frescos han sido los que más han tardado en bajar, pero a día de hoy también padecen seriamente la retracción de consumo. En concreto, en Mercaolid, el año pasado y como sectores más representativos, el sector hortofrutícola registró un descenso del 2,4% en volumen comercializado; el de productos pesqueros se redujo en volúmenes comercializados un 6,51% respecto al ejercicio anterior y el de productos cárnicos decreció un 2,2%.

¿En qué medida centraliza Mercaolid la actividad en Castilla y León? ¿Cuáles son sus perspectivas en este sentido?

Tenemos un área de influencia comercial que prácticamente abarca todas las provincias de Castilla y León. No obstante, el grado de penetración comercial es diferente. Es intenso en el caso de Palencia, Zamora, Segovia, sur de León y Burgos y norte de Ávila y Salamanca. Uno de los problemas de nuestra región a efectos logísticos es su gran dimensión y la dispersión poblacional, lo que hace difícil un incremento de la venta presencial. Por el contrario, en los últimos años ha crecido otro tipo de venta atendida con operadores de la Comunidad, de forma que es cada vez más fácil ver géneros procedentes de Mercaolid en diversas zonas de la región. También debemos resaltar que tenemos un importante número de operadores que son proveedores de cadenas de supermercados, no solo de nuestra Comunidad sino de territorios limítrofes (Asturias, Cantabria, Galicia, País Vasco...), lo que pone de manifiesto que el área de influencia se amplía.

¿Baraja la posibilidad de algún tipo de alianzas con otras entidades para mejorar en condiciones a proveedores, posicionamiento estratégico...?

Podríamos hablar de tres líneas de actuación estratégicas: la incorporación de operadores fuertes de los diversos sectores para ampliar la gama y la oferta de productos y, por ende, la vis comercial de los mercados; la incorporación de empresas que aporten valor añadido al producto, realizando algún proceso de transformación o manipulación; y los acuerdos con cadenas de supermercados para la implantación de plataformas, un supuesto que se encuentra con el hándicap de la falta de espacio.