miércoles, 26 de septiembre de 2018

Javier Arenas logra un triunfo insuficiente en Andalucía para gobernar en solitario

El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha logrado este domingo, al cuarto intento, ganar por primera vez en Andalucía unas elecciones autonómicas, pero que sin embargo resulta insuficiente para gobernar en solitario y deja abierta la puerta para un pacto PSOE-IU que permitiría la continuidad de los socialistas en el poder después de 30 años.

Foto archivo de www.periodistadigital.com

Los 'populares' han conseguido superar su techo electoral en unos comicios autonómicos alcanzando el 40,61 por ciento de los votos y 50 escaños, tres más que en los comicios celebrados hace cuatro años, en los que la formación que lidera Javier Arenas ya logró sus mejores resultados hasta entonces.

Sin embargo supera por apenas un punto de ventaja a los socialistas, frente a los 8,5 que logró el PP en las generales del 20N, y se queda a cinco diputados de la mayoría absoluta debido al espectacular avance experimentado por IULV-CA, que duplica sus representantes hasta lograr los 12 escaños. De hecho, los populares han sido la fuerza más votada en cinco provincias, pero solo han ganado escaños por Cádiz, Huelva y Sevilla.

Finalmente el retroceso del PSOE-A ha sido mucho menor del que vaticinaban las encuestas y los triunfos del PP-A en las últimas elecciones municipales y generales, aunque la derrota supone el peor resultado de la historia en unas elecciones autonómicas tras una legislatura marcada por la marcha de Manuel Chaves y con especial protagonismo del escándalo de los ERE irregulares en su tramo final.

Los socialistas han perdido parlamentarios en cinco circunscripciones: uno en Almería, en favor de IU; dos en Cádiz, en favor de PP y IU; uno en Córdoba, en favor de IU; uno en Huelva, en favor del PP; dos en Jaén, uno en favor de IU y otro por población; y dos en Sevilla, uno en favor del PP y otro en favor de IU. Además de su tradicional feudo de Sevilla, el PSOE-A también se ha mantenido como fuerza más votada en Huelva y Jaén.

Con independencia de la baja participación, diez puntos inferior a la registrada en 2008, los resultados avalan la decisión de Griñán de optar por la convocatoria de elecciones autonómicas en solitario, ya que la diferencia del PP-A sobre el PSOE-A en las generales del 20N se situó en 8,5 puntos, siete más que los alcanzados en los comicios de este domingo. Los socialistas tienen abierta la posibilidad de un gobierno de coalición con IULV-CA, fórmula que ya aplicaron con el Partido Andalucista (PA) tras los comicios de 2000 y 2004.

IULV-CA, Decisiva

Por su parte, IULV-CA irrumpe de la mano de Diego Valderas como fuerza decisiva en el nuevo Parlamento andaluz al duplicar su cifra de diputados, alcanzando los 12 escaños, todos obtenidos a costa del retroceso del PSOE, con el que podría alcanzar un pacto de gobierno como los que ya mantuvo en ayuntamientos como Sevilla, Córdoba o Jaén.

La federación de izquierdas alcanza representación por las ocho provincias, incluidas Almería y Jaén --donde no ha tenido en la última legislatura--, y alcanza dos parlamentarios en Cádiz, Córdoba, Málaga y Sevilla.

El significativo avance de UPyD en las urnas, que ha alcanzado el 3,35 por ciento de los votos frente al 0,62 por ciento de hace cuatro años, resulta insuficiente para alcanzar representación en el Parlamento andaluz.

El PA continúa su particular travesía del desierto con el proyecto que lidera Pilar González y seguirá fuera de la Cámara autonómica por segunda legislatura consecutiva al lograr el 2,51 por ciento de los votos, algo por debajo de los de 2008.

Europa Press