sábado, 22 de septiembre de 2018

Isabel G. Tejerina: "La nueva Ley de la Cadena Alimentaria regulará las prácticas comerciales abusivas"


Cristina González Navas I Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. I 6.07.2012


Entrevista a Isabel García Tejerina, secretaria general de Agricultura y Alimentación

Con un presupuesto de más de ocho mil millones de euros, esta Secretaría pretende, entre otras cosas, mejorar la competitividad, las rentas de las explotaciones agrarias y poner negro sobre blanco todo lo concerniente a la cadena alimentaria a través de una ley que persigue regular las prácticas comerciales abusivas y el régimen de contratación.

¿En qué puntos claves se está trabajando en cuanto a la futura Ley de la Cadena Alimentaria? ¿Cuándo verá la luz esta norma? El Gobierno está elaborando el anteproyecto de ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, que tiene como finalidad mejorar la vertebración y el funcionamiento de la cadena alimentaria para aumentar la eficacia y competitividad del sector agroalimentario español, así como conseguir un mayor equilibrio en las relaciones comerciales entre los diferentes operadores de la cadena de valor. Entre las materias que se contemplarán en la nueva normativa, destaca el establecimiento de un régimen de contratación que contempla como novedad significativa, para garantizar la seguridad jurídica y la equidad en las relaciones comerciales, la obligación de formalizar por escrito los contratos alimentarios (que incluirían el contrato de suministro, el de compraventa y el de integración), a partir de ‘cierto umbral’ económico, que se suscriban entre los operadores de la cadena alimentaria. En la nueva ley también se regularán las prácticas comerciales abusivas, siguiendo las recomendaciones hechas por la Comisión Nacional de Competencia en su “Informe sobre las relaciones entre fabricantes y distribuidores en el sector alimentario”, del 5 de octubre de 2011. Se trata de buscar mecanismos que garanticen poder acudir a la autoridad competente para denunciar si no se cumple el contrato, garantizándose siempre el anonimato del denunciante. ¿A qué retos se enfrenta actualmente la situación de la Cadena de Valor? El análisis de la situación actual de la cadena de valor evidencia la existencia de claras asimetrías en el poder de negociación que derivan en una falta de transparencia en la formación de precios y en prácticas comerciales potencialmente desleales y con prácticas contrarias a la competencia que distorsionan el mercado y tienen un efecto negativo sobre la competitividad de todo el sector agroalimentario. El correcto funcionamiento de la cadena alimentaria resulta indispensable para garantizar un valor añadido sostenible para todos los operadores que contribuya a aumentar su competitividad global y revierta igualmente en beneficio de los consumidores. Por tanto, se hace imprescindible atajar esta problemática desde una perspectiva de conjunto que alcance a todos los agentes que se interrelacionan a lo largo de la cadena alimentaria, para que el sector agroalimentario pueda desarrollarse plenamente y desplegar todo su potencial. ¿Qué actuaciones se pueden llevar a cabo desde la Secretaría para recortar las diferencias entre los distintos eslabones de la Cadena de Valor? En este aspecto, se viene trabajando en la elaboración de un Plan para el reequilibrio de la cadena alimentaria con varias medidas, entre las que se encuentran la creación de un Observatorio de la Cadena Alimentaria que potenciará las actividades del actual Observatorio de Precios en el ámbito del seguimiento y denuncia de las prácticas comerciales indebidas. También se elaborará un Anteproyecto de Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria en España. El proyecto tiene por objeto mejorar la vertebración y el funcionamiento de la cadena para aumentar la eficacia y competitividad del sector agroalimentario, así como conseguir un mayor equilibrio en las relaciones comerciales entre los diferentes operadores de la cadena de valor.

Se trata de potenciar los instrumentos de arbitraje y mediación entre los operadores de la cadena, de tal manera que mediante sistemas de resolución extrajudicial de conflictos se puedan resolver las controversias que puedan surgir en el desarrollo de sus relaciones comerciales.  Está previsto además, la elaboración de un Acuerdo de Buenas Practicas Comerciales que definirá las normas a las que los operadores de la cadena ajustarán sus relaciones y se prohíben expresamente determinadas practicas y, en otros casos, se delimitan las condiciones en que podrán ser realizadas, con objeto de identificar con claridad aquellas practicas mas perjudiciales para el adecuado funcionamiento de las relaciones comerciales entre los operadores que intervienen en la cadena de valor. Respecto de la ley de integración de la oferta, su objetivo se centra en el establecimiento de incentivos que faciliten la integración de distintas figuras asociativas que actualmente operan en la cadena alimentaria para mejorar la comercialización de las producciones agrarias. La ley define la figura de entidad asociativa prioritaria, la cual deberá cumplir unos determinados requisitos mínimos, consistentes principalmente en la superación de un volumen mínimo de facturación.

¿Qué aspectos contemplará el futuro plan estratégico para la internacionalización de la industria agroalimentaria encomendado por el Gobierno? El Gobierno se ha comprometido a poner en marcha y apoyar medidas para fomentar la internacionalización del sector agroalimentario español. El Ministerio impulsará una estrategia de internacionalización de las empresas agroalimentarias y pesqueras, incidiendo en todos aquellos aspectos que contribuyan a mejorar su posicionamiento para conseguir mayor presencia en el mercado internacional. Esta estrategia implica trabajar en la coordinación de las actuaciones públicas de cara a conseguir una mayor eficiencia de los recursos, la apertura de nuevos mercados y consolidación de los tradicionales, reducción de barreras de exportación, incremento de la base exportadora y mejora de la financiación de las inversiones y reducción de los gastos financieros. En cuanto a los productos se trabajará en el refuerzo de la imagen y la confianza de los mercados en los productos españoles (Marca España) y una mejor adaptación de los productos a las demandas de los consumidores.

El Gobierno ha encomendado al Ministerio elaborar el Programa de Innovación del Sector Alimentario, ¿qué ámbito de aplicación tendrá? El ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente desea con la elaboración de este programa dar respuesta a un ambicioso objetivo de ámbito nacional. En concreto, se trata de aumentar la productividad, el valor añadido y el empleo, mediante la investigación, los nuevos desarrollos de procesos, productos, negocios y servicios. Con ello se incrementará, la competitividad y capacidad exportadora de nuestra agricultura en los mercados nacionales e internacionales. En cuanto a los ámbitos de conocimiento, cabe decir que son muy variados, considerando que la innovación debe permitir al agricultor dar solución al intrincado binomio “productividad y sostenibilidad” y dotar a nuestras empresas de herramientas de inteligencia y de vigilancia estratégica para anticiparse a las evoluciones tecnológicas y a los diversos mercados. Se pretende acelerar la innovación mediante una rápida divulgación de los avances de conocimiento ya existentes en 6 grandes entornos de conocimiento: los recursos naturales; los sistemas de producción agroalimentaria; los procesos agroindustriales y la cadena alimentaria.

Fomento del asociacionismo agrario y la integración cooperativa “Desde el Ministerio se está trabajando para definir propuestas de fomento del asociacionismo agrario y la integración cooperativa. Para favorecer el asociacionismo y la concentración de la oferta, impulsando la integración de las cooperativas de primer y segundo grado, tanto en su fase de producción como de industrialización y comercialización. En concreto, estamos trabajando en la definición de la figura de Entidad Asociativa  Prioritaria de carácter supra-autonómico, con suficiente capacidad y dimensión, para la que se exigirán compromisos, de permanencia y fidelidad, que permitan garantizar su viabilidad empresarial y social”.