miércoles, 26 de septiembre de 2018

García-Ceballos: “Debemos dar un salto cualitativo para competir”

La directora general de INSA destaca la cualificación como factor diferencial

Pilar García-Ceballos junto a Juan Carlos Cotallo, presidente de Iniciativa+1, y otras personalidades asistentes al encuentro.

Pilar García-Ceballos, directora general de INSA GLOBAL SOLUTIONS, ha defendido,  en un encuentro con miembros de la Asociación Iniciativa+1 del Suroeste, la necesidad de que España -y Extremadura como un reflejo más de la situación nacional- dé un “salto cualitativo” y suba de nivel para colocarse en la zona de prestación de servicios de cualificación media/alta, porque, según explicó, ese es el factor diferencial de nuestra economía frente las de países emergidos, como China e India. “O subimos el nivel, o morimos, porque ellos van a entrar, pero lo harán por las capas más bajas, de menor cualificación, nosotros tenemos más experiencia en procedimientos, procesos, organización, management... y tenemos que explotar ese valor diferencial y hacerlo rápido, porque ellos aprenden muy rápido”, sentenció la directiva en un encuentro celebrado en Cáceres con miembros de la Asociación Iniciativa+1. Asimismo, consideró que España debe sacar ventaja de su posición competitiva en precios respecto al resto de Europa y a la elevada cualificación de sus profesionales, algo que se evidencia, tal y como dijo, en hechos como que Alemania esté reclutando ingenieros y arquitectos españoles”.

Fijar estrategia para Extremadura En relación a Extremadura, Pilar, que lidera una factoría de software al más alto nivel –filial de IBM y con implantación en varias ciudades de España, entre ellas Cáceres- en la que trabajan más de 2.500 personas, llamó la atención sobre la necesidad de “fijar una estrategia clara y que todo gire en torno a ella”. Desde su punto de vista, el punto clave para regiones como la extremeña es analizar con detenimiento y sin dispersión “cómo nos volvemos atractivos de cara al mercado internacional” teniendo en cuenta que vivimos en un país con 3,3 millones de empresas con menos de 10 trabajadores.

Ayudar “a echar raíces” “Yo quiero saber cuál es la prioridad para Extremadura”, dijo, lamentando que “la falta de criterios” nítidos por parte de la Administración Pública impida fijar una estrategia. En el caso concreto de INSA, por ejemplo, Pilar comentó que esta empresa se ha instalado en la región “a cambio de cuatro años sin ningún contrato local” y se preguntó “cuántas empresas estarían dispuestas a hacer eso”. A su juicio, es preciso que para que las inversiones procedentes de fuera se afiancen “se les ayude a echar raíces”. Aunque se mostró convencida de que esta región atesora grandes dosis de innovación y creatividad, lamentó que, en muchas ocasiones, “el exceso de burocracia, los procedimientos administrativos incoherentes y la falta de foco” pueden llevar a que “la cultura emprendedora que hay, que la hay –insistió–, acabe por morir, por no encontrar el abono adecuado”. “En Extremadura yo veo continuamente una buena predisposición y capacidad”, comentó, añadiendo que “no sólo hay que remitirse a ejemplos tan significativos como Ricardo Leal o Alfonso Gallardo, en nuestra propia empresa tenemos una cantera valiosísima de jóvenes con grandes ideas e iniciativas”. Asumió que hay factores culturales que sobrepasar y puso como ejemplo la cultura emprendedora de los Estados Unidos, donde el entorno permite a la gente desarrollar ideas sin consecuencias negativas en caso de que éstas fracasen, y donde lo que está peor visto no emprender que no alcanzar el éxito en los intentos.

M.R.N.