sábado, 18 de agosto de 2018

FAECA muestra su incomprensión ante la venta de un nuevo grupo agroalimentario español a inversores extranjeros

www.estrategiasdeinversion.com www.estrategiasdeinversion.com

Ante la operación, cerrada el pasado jueves, por la que el fondo británico CVC se hará con el control del Grupo Alimentario español 'Deoleo', la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias ha manifestado en nota de prensa su decepción y su incomprensión, fundamentalmente por el hecho de que las dos entidades financieras que han puesto a disposición sus acciones, Bankia y BMN, hayan preferido, en igualdad de condiciones, venderlas a un fondo de inversión extranjero antes que a un grupo cooperativo español. "Han desoído los intereses del sector oleícola español y la posición manifiesta del Gobierno en favor de garantizar la españolidad de la primera comercializadora de aceite de oliva del mundo."

FAECA compara esta situación con el caso "Puleva", considerándola un prejuicio contra del futuro del sector agroalimentario español. "Lo vimos hace cuatro años con la venta de Puleva a la empresa francesa Lactalis, con claras repercusiones en el sector lácteo nacional y en la economía de los ganaderos, quienes hace años que se mantienen con grandes problemas de rentabilidad, viendo cómo en momentos de dificultades de mercado su situación se agrava, aún más, por la importación de leche francesa, sin olvidar las consecuencias, también negativas, sobre la actividad y el empleo en las fábricas de Andalucía y del resto de España", han manifestado.

Ante este precedente y el desenlace de la venta de Deoleo, FAECA subraya su preocupación por el futuro del sector oleícola español. "Resulta inconcebible que en el principal país productor de aceite de oliva del mundo, se haya optado por la alternativa extranjera de un fondo inversor ajeno al sector, antes que por un grupo cooperativo dimensionado y profesionalizado con importantes proyectos de comercialización y mejora del valor añadido."

FAECA considera que el sector cooperativo y oleícola español pierde una oportunidad histórica de lograr un peso significativo en un gran grupo agroalimentario con enorme capacidad comercial, principalmente teniendo en cuenta la necesidad de vender en mercados exteriores hasta las dos terceras partes de la producción anual, con escasa incorporación de valor añadido.