martes, 25 de septiembre de 2018

Faeca alerta de las pérdidas que supondrían las reclamaciones de Hacienda a las cooperativas

De izquierda a derecha: Jesús Valencia Matos, secretario de FAECA-Sevilla; Rafael Sánchez de Puerta, director gerente de FAECA, y Miguel Fernández Martín, consejero de FAECA De izquierda a derecha: Jesús Valencia Matos, secretario de FAECA-Sevilla; Rafael Sánchez de Puerta, director gerente de FAECA, y Miguel Fernández Martín, consejero de FAECA

La Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (FAECA) ha informado en rueda de prensa, que iniciará las gestiones pertinentes para contactar con representantes de los partidos políticos, así como de las organizaciones agrarias y sindicales de Andalucía, a fin de involucrarlos en la problemática suscitada como consecuencia de las reclamaciones de Hacienda a las cooperativas. Esta es la decisión a la que ha llegado la federación, tras llevar meses trabajando para lograr un acuerdo con el Ministerio de Hacienda sin lograr llegar a un acuerdo.

Actualmente, existen reclamaciones por valor de hasta 5 millones de euros a nivel nacional, concentrándose más de la mitad de ellas en la Comunidad Autónoma de Andalucía, única en la que, a día de hoy y pese al compromiso del Ministerio de Hacienda, se siguen iniciando inspecciones.

En cuanto a las causas de las reclamaciones, responsables de FAECA han señalado que las entidades asociadas no han incurrido en incumplimientos normativos o de pago, sino que tan sólo se trata de una supuesta discrepancia en los trámites realizados en el suministro de gasóleo B que han sido siempre conforme a la Ley 38/1992 de Impuestos Especiales y al Reglamento de Impuestos Especiales (RIE) de 1995.

Según la federación, una prueba de que el procedimiento seguido por las cooperativas no es constitutivo de fraude, es que los servicios de inspección de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos Especiales no han presentado propuesta de sanción alguna y se han limitado a reclamar la bonificación del impuesto por lo que han denominado "fallo en el proceso administrativo", un retorno que abocará a algunas entidades al cierre, al suponer desembolsos superiores a los 600.000 euros, en ciertos casos, y de más de 800.000 euros en algún otro.

En opinión de FAECA, Hacienda no ha valorado las consecuencias de la paralización de la actividad de las cooperativas agroalimentarias, fuente de empleo estable en cientos de pueblos andaluces, en los que mantienen 350.000 puestos de trabajo directos, a los que hay que añadir eventuales y los de empresas auxiliares ligadas a su actividad.