lunes, 21 de mayo de 2018

Extremadura sólo reducirá un 5,3% su presupuesto para 2012

El Gobierno de Extremadura del 'popular' José Antonio Monago sólo reducirá un 5,34% su presupuesto para 2012, un recorte finalmente por debajo de las estimaciones iniciales que el nuevo ejecutivo había apuntado en declaraciones a los medios e incluso inferior en más de dos puntos al que el anterior ejecutivo regional del socialista Fernández Vara aprobó para los presupuestos del todavía vigente ejercicio 2011.

El proyecto de ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma Extremadura (PGEx) reduce todos los gastos funcionales de la administración, si bien los recortes, allá donde se producen, son inferiores a los que llevó a cabo el gobierno socialista, con la excepción de aquellos que se han practicado sobre las funciones correspondientes a las áreas de Comercio y Turismo, Infraestructuras y Administración General.

En el caso de los gastos de carácter social, todos los recortes están porcentualmente por debajo de los que practicó el ejecutivo anterior y se refieren a las áreas de Sanidad y Dependencia; Promoción Social; Educación; Cultura; y Empleo. De hecho, el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, ha garantizado el mantenimiento de la calidad en las prestaciones sanitarias y educativas. También la disminución de los recursos disponibles decrece visiblemente respecto al ejercicio anterior en gastos de carácter económico referidos al área de Agricultura.

El consejero Antonio Fernández ha presentado este lunes el proyecto legislativo en el parlamento regional, donde ha explicado que la presentación de las cuentas públicas no se ha podido producir con anterioridad a causa del "silencio" del Gobierno central a la hora de proporcionar las previsiones macroeconómicas que se le pedían desde Extremadura.

En su intervención, Fernández se ha mostrado convencido de que la Comunidad Autónoma no tendrá que recurrir en los años posteriores a 2012 a niveles de endeudamiento de la magnitud de los actuales, lo que evidencia confianza en la evolución económica del país.

Así mismo, en contestación a una pregunta, ha apuntado que la Comunidad Autónoma no conseguirá dejar el déficit a cierre de ejercicio en un 1,3%, dado el estado de cuentas con el que se encontró el nuevo gobierno. "Nos felicitaríamos si estuviera sobre el 5%", ha indicado.

"Muy dignos"

El responsable de las finanzas públicas extremeñas ha calificado los presupuestos de "muy dignos" teniendo en cuenta los "recursos financieros" de los que ha dispuesto el nuevo gobierno salido de las urnas en los comicios autónomicos de finales de mayo.

Antonio Fernández ha insistido en que la elaboración de las cuentas se ha basado en los "principios básicos" del "rigor", la "eficacia" y la "solidaridad", lo que supone asumir "parámetros realistas y totalmente alcanzables".

Los PGEx de 2012 ascienden a 4.914 millones de euros y cerrarán su ejercicio con un déficit público del 1,3%, en cumplimiento del techo establecido paras las autonomías. La reducción del 5,34% podría haber sido del 15,59%, ha subrayado Fernández, si el gobierno regional no hubiera tomado la decisión de recurrir a un endeudamiento por valor total de 443 millones de euros. Pero se ha preferido a acudir al crédito porque dicho recorte original hubiera sido "socialmente inadmisible".

Los citados créditos se encuadran en "niveles legales" y obedecen a dos alternativas que se ofrecen a las administraciones, en un caso por importe equivalente a las liquidaciones negativas al Estado correspondientes a 2008 y 2009 y en otro en función del Plan de Estabilidad y la posibilidad de endeudarse por valor del 1,3% del PIB.

Respecto a la estructura de ingresos de los PGEx, se reducen los que proceden de la UE (-4,9%) y del Estado (-5,7%), pero particularmente los de la propia Comunidad Autónoma (-35,7%), dado que, entre otros motivos, ha explicado el consejero, no se consignan partidas como las que el gobierno anterior incluyó para 2011 y que no se hicieron efectivas, como la recepción de cantidades correspondientes a la denominada 'Deuda Histórica' y al Fondo de Cooperación, que suman 270 millones, así como la enajenación de vivienda pública en los volúmenes estimados por el ejecutivo socialista.

De esta forma, para 2012 sólo se prevé una recaudación por venta de vivienda de 8 millones y no de 98 millones, como, ha apuntado Fernández, esperaba el gobierno anterior para este 2011, en el que al final sólo se han ingresado por este concepto algo más de 7 millones.

El consejero ha culpado de la situación actual a la "mala política presupuestaria" del ejecutivo de Fernández Vara, con quien el endeudamiento aumentó en un 169%, pasando de 785 a 2.112 millones de euros.

En estudio

Preguntado en qué medida ha intervenido en el recorte de gastos de administración general del 17,8% la supresión de empresas, organismos o fundaciones públicas, el responsable de la hacienda pública extremeña ha contestado que "afortunadamente en ninguna", dado que en el proyecto no se contempla dicha posibilidad.

Sobre este asunto, ha precisado que incluso si a lo largo de 2012 se llevara a cabo la supresión de algún ente de los descritos, ello no surtiría efecto hasta la última parte del ejercicio. No ha querido avanzar Fernández si finalmente se llevarán a cabo supresiones de entes el año que viene porque se trata de una decisión del consejo de gobierno. Se ha limitado a apuntar al respecto que por parte del gobierno regional "se está estudiando la conveniencia o no", si bien "no se ha pasado a más".

Cabe indicar que los gastos de carácter social representan el 64% del presupuesto. En concreto, la sanidad y dependencia supone un 36% y la educación un 20%, mientras que, por otra parte, la agricultura se lleva un 13,5%.

Por capítulos, los gastos de personal crecen un 6 por ciento, mientras que los gastos financieros aumentan un 54,9% y las inversiones reales disminuyen un 36,2%.

Europa Press