sábado, 22 de septiembre de 2018

España y Portugal concentran los cambios en las previsiones sectoriales en Europa

El mercado ibérico asoma favorablemente en Europa, ya que el Cuadro 500 de Crédito y Caución, que incluye cerca de medio millar de previsiones detalladas de comportamiento en 34 mercados, muestra cambios en las previsiones de España y Portugal.

En este sentido, el sector de bienes de equipo español comienza a mostrar perspectivas favorables, fortalecido por el "considerable aumento de sus exportaciones y competitividad exterior". Si bien, la otra cara de la moneda es el sector de bienes de consumo duradero, cuyas previsiones de comportamiento se sitúan en mínimos "afectadas por el descenso del consumo privado y el cambio de los hábitos de compra"; además del valor de mercado de este segmento que se ha reducido drásticamente en los últimos tres años.

Ningún otro mercado europeo, salvo Portugal, sufre modificaciones en sus perspectivas de comportamiento sectorial.

Aunque en este país, las perspectivas del sector químico-farmacéutico luso pasan de favorables a desfavorables, y el sector de bienes de consumo duradero tiene un deterioro idéntico de sus previsiones a causa de la drástica reducción de su demanda interna, lo cierto es que tres sectores comienzan a mostrar una mejoría de sus perspectivas: el sector financiero, que comienza a estabilizarse tras el proceso de restructuración; la industria gráfica, reforzada por una demanda interna superior a la media y un buen comportamiento de las exportaciones; y el sector del acero, cuyas perspectivas ocupaban hasta ahora el último lugar de la escala. A pesa de ello sus perspectivas siguen siendo desfavorables, afectadas por la baja demanda, pero se espera un repunte a finales de 2013.

El resto de los cambios del Cuadro 500 se concentran en Asia y Oceanía. En Australia, los sectores de bienes de consumo duradero y Servicios recuperan las perspectivas favorables. En India empeoran las previsiones de las TI, de buenas a favorables, debido a la incertidumbre económica actual, que provoca que muchas empresas retrasen decisiones de inversión en TI. Tailandia sigue protagonizando nuevos cambios. Las perspectivas del sector financiero pasan de excelentes a buenas, ante el debilitamiento de la confianza de empresas y consumidores. La automoción también retrocede hasta niveles favorables, ante elagotamiento, antes de lo esperado, de los programas de estimulo para la compra del primer vehículo.

Cabe destacar que estas previsiones han sido realizadas por los analistas de riesgos que valoran directamente el riesgo asociado a las empresas en cada mercado, cuando una empresa española asegurada por la compañía quiere cerrar una operación comercial en los mercados exteriores.