jueves, 20 de septiembre de 2018

El transporte de mercancías por carretera consolida su crecimiento

Según el Observatorio Sectorial DBK, la demanda de transporte de mercancías por carretera en el mercado ibérico mostró un comportamiento positivo en 2014, tendencia que se ha afianzado en 2015 en un contexto económico favorable.

Así, la facturación global del sector registró en 2014 una tasa de crecimiento del 1,8%, alcanzando los 15.825 millones de euros. El volumen de negocio en España se elevó a 13.200 millones de euros, mientras que en Portugal se situó en 2.625 millones. Para el cierre de 2015 se estima un aumento adicional del 2,2%, lo que daría como resultado la cifra de 16.170 millones de euros, previéndose crecimientos similares en España y Portugal.

El transporte nacional continúa manteniendo una participación mayoritaria en el mercado español, con un porcentaje sobre el total cercano al 80% y un valor 10.525 millones de euros en 2014. En Portugal, los servicios de transporte interior tienen una participación inferior en la facturación del sector, representando el 49,7% en ese año. Los servicios de transporte internacional supusieron el 50,3% restante, generando unos ingresos de 1.320 millones de euros.

Por otro lado, el volumen de carga transportada en transporte público en España alcanzó los 187.379 millones de toneladas-kilómetro en 2014. En cuanto al mercado portugués, el volumen transportado se cifró en 30.415 millones de toneladas-kilómetro.

El aumento de la demanda y el abaratamiento de los carburantes han propiciado una mejora de la rentabilidad del sector en 2014 y 2015, tras varios años en los que la presión sobre los precios y el descenso del volumen de negocio habían reducido los márgenes, asegura la consultora Informa, responsable del estudio.

El sector se caracteriza por la atomización de la oferta, operando un elevado número de pequeñas empresas y de trabajadores autónomos, los cuales cuentan por lo general con un único vehículo. Así, el número de empresas existentes en España se situó en 100.339 en 2014, un 2,9% menos que en el año anterior. En Portugal el número de operadores mantiene igualmente una tendencia decreciente, situándose en dicho ejercicio en 7.937.

La fuerte atomización de la oferta se refleja también en la cuota de mercado de los cinco primeros grupos por volumen de ingresos, los cuales concentraron en 2014 menos del 10% del volumen negocio en el conjunto del mercado ibérico, participación que se situó por debajo del 17% al considerar a los diez mayores.