domingo, 31 de mayo de 2020

El Puerto de Sevilla trabaja en un "plan de inversiones para reactivar la economía"

Primer comité de dirección presencial de la APS tras el estado de alarma Primer comité de dirección presencial de la APS tras el estado de alarma

La Autoridad Portuaria de Sevilla (APS) ha iniciado "la redacción de un plan de acciones para contribuir a la reactivación económica del territorio y, en especial, de las empresas que conforman la Comunidad Portuaria". Esta hoja de ruta incluirá el relanzamiento de proyectos aplazados con motivo de la crisis sanitaria y la puesta en marcha de iniciativas en materia de infraestructuras y nuevas tecnologías que "mejorarán la competitividad del puerto y de las empresas que operan en él".

Así lo ha avanzado el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Carmona, durante la primera reunión presencial del comité de dirección de la institución. El nuevo plan de inversiones tiene un horizonte temporal de 2020 a 2024.

Según la Autoridad Portuaria, "este contemplará actuaciones para reactivar la economía y el empleo y priorizará inicitiavas para la transformación tecnológica y digitalización del puerto; el incremento de la actividad, la implantación de empresas y la consolidación de nuevos tráficos; la mejora del desempeño ambiental, de la navegación y los accesos terrestres; y el refuerzo de la seguridad en la operativa".

"Ahora continuamos con nuestro trabajo como centro logístico para garantizar suministros a la población y al tejido productivo; pero también tenemos muy presente el futuro. No debemos olvidar que nuestro papel es clave en la recuperación y, como facilitadores de la actividad económica, estamos elaborando un plan de inversiones que potencie sectores como la industria y la logística", ha destacado Rafael Carmona. "Tabajamos para que la inversión pública alcance las máximas cotas de rentabilidad para que sirva como motor e impulse la economía sevillana", ha puntualizado.

Apoyo a la comunidad portuaria

Durante el comité de dirección, el presidente ha trasladado al equipo su "gran satisfacción por el enorme esfuerzo" que han realizado todos los trabajadores de la Autoridad Portuaria; tanto el personal de oficina que ha continuado sus tareas en la modalidad de teletrabajo, como la Policía Portuaria que ha estado en primera línea en los muelles. Carmona ha valorado "la dedicación, capacidad de adaptación a las nuevas circunstancias y la coordinación del equipo que, en todo momento, ha demostrado su alto nivel de compromiso con el Puerto de Sevilla".

Respecto a la reincorporación de la plantilla, la Autoridad Portuaria -en coordinación con el Comité de Seguridad y Salud- ha aprobado un protocolo para el desarrollo de la actividad de forma presencial. Este documento establece que el proceso de reincoporación será progresivo y gradual en función de las necesidades de cada área. Además, el protocolo prioriza la flexibilidad, la conciliación familiar y la especial consideración para los colectivos sensibles ante el covid-19.

El documento también recoge un conjunto de aciones preventivas para evitar la propagación del covid-19, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. Entre ellas, la adpatación de las zonas de trabajo, la dotación con material protector y el refuerzo de la limpieza y desinfección.

Por otro lado, la Autoridad Portuaria ha iniciado una ronda de contactos con los principales responsables de las empresas concesionarias del Puerto de Sevilla para valorar la evolución de su actividad y las posibles afecciones ocasionadas por el covid-19. Tras estos encuentros, la APS tiene previsto aplicar medidas para apoyar a la Comunidad Portuaria, en particular, para aquellas actividades que hayan sufrido un mayor impacto. "Vamos a tomar medidas para que el tejido empresarial y la Comunidad Portuaria se mantengan y crezcan lo máximo posible", ha anunciado Carmona.

Asegura la Institución portuaria, en un comunicado, que trabajará con cada empresa efectada el aplazamiento de los pagos de tasas portuarias; la reducción de los tráficos mínimos cuando no sea posible alcanzarlos por la situación de emergencia sanitaria; y la reducción de la tasa de ocupación o actividad en las concesiones que hayan experimentado un impacto negativo en su actividad. Todo ello en base a las directrices recogidas en el Real Decreto Legislativo para apoyar la economía y el empleo.

Además, la APS ha puesto en marcha otras iniciativas para minimizar los efectos de la pandemia, por ello "ha modernizado el registro electrónico y ha reducido al máximo el plazo del pago a proveedores".