jueves, 20 de septiembre de 2018

El mercado nacional vuelve a tirar del negocio de la consultoría

Manuel Pimentel, presidente de la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) Manuel Pimentel, presidente de la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC)

La Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) ha presentado el Informe anual, "La consultoría española. El sector en cifras en 2014", que recoge los últimos datos del mercado  proporcionados por las principales consultoras que operan en España.

Según el informe de la AEC, en 2014 las ventas de las empresas españolas de consultoría ascendieron a 10.727 millones de euros, un 1,8% más que en el ejercicio anterior, recuperando la senda del crecimiento después de la ligera caída sufrida en 2013, único año en el que la facturación del sector se redujo.

El negocio de la consultoría se ha visto favorecido por la recuperación del mercado doméstico que ha incrementado su facturación un 2,6% tras dos años de caídas, lo que le ha permitido tomar de nuevo el testigo del crecimiento que, durante la etapa de crisis, había cedido a los mercados internacionales.

Este dato evidencia un cambio de ciclo en el sector, ya que durante la última etapa (2008-2013) los niveles de facturación se mantuvieron estables gracias a la alta capacidad de penetración del sector en los mercados internacionales, lo que se tradujo, en un periodo de profunda crisis, en un mejor comportamiento del sector en relación a la economía española. Lo que no ha evitado que durante este tiempo, las consultoras hayan soportado una fuerte presión en sus márgenes así como "el excesivo peso del criterio precio en las adjudicaciones de los contratos, una práctica que compromete la viabilidad del sector", indican desde la AEC.

"Las consultoras españolas se encuentran en condiciones de afrontar esta nueva etapa de crecimiento, especialmente, porque la crisis no ha hecho mella en su principal factor de competitividad: el número y la calidad de sus recursos humanos. Esto se debe a que, a pesar de la fuerte reducción de márgenes que han soportado las empresas durante este periodo, han sido capaces de retener y acumular el talento necesario para ofrecer un servicio competitivo y de calidad. Ahora solo hay que confiar en que la recuperación económica se extienda y la demanda continúe creciendo en el mercado nacional", afirma Manuel Pimentel, presidente de la Asociación Española de Empresas de Consultoría.

Mejor comportamiento en empleo que el resto de la economía

En 2014, el sector de la consultoría ha empleado en torno a 140.000 personas, un 1,4% más que el año anterior, de las cuales el 76,8% trabaja en España, mientras que un 23,2% lo hace en las filiales que las empresas españolas poseen en otros países. Este incremento, a diferencia de años anteriores, ha venido provocado por el aumento de la plantilla en los establecimientos radicados en España, en los cuales el empleo ha crecido un 3,1%.

Durante el último periodo (2007-2013), la consultoría ha sido capaz de crear 25.000 empleos netos, mientras que en España se perdieron más de 2,4 millones de empleos por la crisis económica. Además, en cuanto a la cualificación del empleo, el sector de la consultoría emplea una proporción de titulados superiores cercana al 76%, mientras que la media del conjunto de los sectores productivos en España se sitúa en torno al 26%.

La inversión formativa unitaria en los profesionales que realiza el sector de la consultoría multiplica por 2,5 la media del conjunto de la economía española. Así se desprende de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que señalan que el gasto medido en las empresas fue de 101 euros por profesional en 2013, mientras que la inversión formativa por profesional en el sector de la consultoría es de 251 euros.

"En línea con la estrategia de recursos humanos del sector, basada en el talento de sus profesionales y en su formación constante, el gasto total en formación de las empresas del sector, aunque ha descendido ligeramente en los últimos años, se sitúa en 35 millones de euros, a pesar del estancamiento en los ingresos y la reducción de los márgenes empresariales", explica la asociación.

El outsourcing, gran fuente de ingresos

Respecto a la distribución de ingresos por tipo de servicio prestado, los servicios de outsourcing continúan aumentando su peso y ya representan el 45% de los ingresos del sector; le siguen los proyectos de desarrollo e integración, que suponen el 38,6%; y los de consultoría, con un 16,7%.

Por su dimensión y su mayor dinamismo, los servicios de outsourcing se han convertido en la principal fuente de ingresos del sector, contribuyendo más al crecimiento de las ventas del sector que el resto de las modalidades de servicio que prestan las consultoras.

Las empresas que más demandan servicios de consultoría proceden de los sectores más dinámicos de la economía. Son compañías para las que la internacionalización es un factor clave en su estrategia de crecimiento, lo que les exige una modernización en los procesos y el cambio de sus modelos de producción o comercialización.

En cuanto a la distribución de ingresos por sectores, el de servicios financieros ocupa el primer lugar, con un 26,9%; seguido por Administraciones Públicas, con un 16,9%; y por telecomunicaciones, con un 13,9%.

El sector de servicios financieros es el que más ha empujado las ventas del sector en la etapa de crisis (2008-2014). En este periodo, el aumento de los ingresos por ventas a este sector representa el 26% del aumento total por servicios de consultoría. Por el contrario, la contribución de las Administraciones Públicas ha sido negativa, ya que las ventas a los organismos públicos han descendido en términos absolutos, desde los 1.901 millones de euros en 2008 hasta los 1.813 en 2014.

Para el ejercicio 2015, las previsiones apuntan a un incremento moderado de la actividad del 4,3%. Este incremento se deberá en gran medida a la evolución de las ventas al sector de servicios financieros y a las Administraciones Públicas, tanto nacionales como internacionales. El incremento de los ingresos previsto para estos dos sectores constituye el 71,9% del crecimiento que se estima para el año 2015.