martes, 22 de mayo de 2018

El mercado inmobiliario de naves y locales comerciales comienza a repuntar

Presentación Informe Inerzia

El ejercicio 2013 se ha cerrado con un balance positivo en cuanto a la ocupación de locales comerciales al crecimiento , gracias a la apertura de gimnasios "lowcost" y supermercados.

El dato se desprende del informe sobre el sector inmobiliario terciario de Sevilla elaborado anualmente por Inerzia Asesores Inmobiliarios. Ha sido presentado esta mañana por el socio director general de la empresa, Iñigo Galán Cáceres, quien ha puesto de manifiesto que "la espiral negativa de los últimos años comienza a cambiar levemente, aunque sin obviar que en la actualidad existe una oferta de más de 350.000 m2 de oficinas disponibles en Sevilla".

La consultoría inmobiliaria, Inerzia, referente al sector de locales comerciales, recoge en el texto un leve aumento de disponibilidad de locales, con una suave bajada en las rentas, en un año, en palabras de Galán, "de consolidación del mercado", y ha anunciado que la previsión para 2014, en cuanto a oficinas y locales comerciales, indica "una consolidación y una leve recuperación del sector". Sin embargo en el sector de las Naves Comerciales, ha sido más negativo, incidiendo en que "aún tendrán que pasar dos o tres años para que este mercado llegue a estabilizarse".

En la presentación de este informe anual, han destacado que la espiral negativa de los últimos años comenzó a cambiar durante 2013, y como datos de interés, han remarcado que el ejercicio anterior "se ha cerrado con una absorción neta positiva de 18.000 m2 de oficinas, cuando en 2012 cerró con una absorción neta negativa de 76.000 m2".

La alta tasa de ocupación de oficinas en el Aljarafe que, es el otro dato a destacar del documento, con una ocupación cercana a los 20.000 m2. Así, se ha convertido en zona del área metropolitana de Sevilla que más ha crecido. Por el contrario, se observa que el Parque Tecnológico de la Cartuja aún mantiene una tasa de ocupación negativa y el sector de las naves industriales ha sufrido un retroceso, que representa una bajada respecto al año anterior de un 14.6%.