martes, 25 de septiembre de 2018

El indicador de la Fundación Cajamar refleja una mejora coyuntural de la confianza en la economía

El Incoex confía en la salud de la economía y achaca las últimas cifras "a un cariz coyuntural"

El último número del Indicador de Confianza de Expertos en Economías Locales (Incoex) de la Fundación Cajamar arroja datos positivos sobre la percepción de la economía española, puesto que en las opiniones predomina un "carácter continuista sobre la confianza en la salud" de la economía frente a los últimos números, más pesimistas, si bien se le atribuye un cariz "coyuntural" a este extremo.

Según interpreta la entidad, agosto se ha manifestado protagonista en acontecimientos de calado a nivel internacional entre los que cabe señalar la publicación de las estadísticas oficiales que confirmaban el enfriamiento de la actividad económica mundial en el segundo trimestre de 2011, la continuación durante todo el mes de agosto de la tensión en los mercados de deuda europeos y el comienzo de los síntomas de contagio hacia EE UU.

Contexto internacional

Por otro lado, observa cómo China desacelera su crecimiento y mantiene problemas inflacionarios, y en paralelo se produce la dimisión del primer ministro de Japón. En España, el INE estima un crecimiento del 0,2% en el segundo trimestre, lastrado por el consumo y el Gobierno de España acuerda modificar la Constitución para introducir un límite de déficit en la misma.

Estos factores hacen que la prolongación de la crisis de la deuda pública europea, cerrada en falso con el segundo rescate a Grecia, haya provocado numerosos debates en torno a la figura de los eurobonos y de la necesidad de una mayor coordinación de políticas económicas. Asimismo, el posible contagio de la crisis a Francia y al otro lado del Atlántico, mezclado con la confirmación de un enfriamiento en la actividad económica mundial durante el segundo trimestre, han intensificado la incertidumbre.

Panorama nacional

Esta situación ha provocado un nuevo paquete de medidas por parte del Ejecutivo español, entre las que se encuentra una modificación de la Constitución para establecer un límite de endeudamiento y la prioridad del pago de la deuda. En el otro extremo de la balanza, los datos turísticos y de empleo han permitido a lo largo de los meses estivales cierto alivio de la situación, aunque el consumo de las familias no termina de despegar, lo que deja un escenario poco favorable de cara al último tramo del ejercicio.

Con esto, ha sido, precisamente, la valoración de la situación actual la que ha tenido un mejor comportamiento, impulsando el crecimiento del indicador general. Aunque también se ha registrado una mejora de las expectativas, éstas no han superado a la primera componente, por lo que "no es esperable a corto plazo que se produzca una recuperación importante de la confianza, ni del Incoex".

Economía provincial y municipal

El movimiento del Incoex nacional es replicado a escala de los ámbitos más cercanos a los encuestados. Así, el indicador para las provincias también recupera algo del camino perdido, aunque en esta ocasión bastante menos que el producido a nivel estatal. El saldo quedó fijado en -25,52, tan sólo 0,4 puntos porcentuales por encima del registro de julio.

En municipios, el Incoex logra recuperar 2,43 puntos con relación al mes anterior y cierra agosto con un saldo de -23,21. En este caso también se reproduce con bastante similitud el comportamiento comentado para el indicador nacional, con una mejora sustentada más en el avance del momento actual que en las previsiones de futuro, que crecen menos y se mantienen sustancialmente por debajo de la primera componente.

Redacción