martes, 22 de mayo de 2018

El Consejo de Administración de Cajasol aprueba el contrato de integración

Cajasol entra a formar parte del SIP de Banca Cívica con una cuota del 29,1%.

El consejo extraordinario de Cajasol celebrado este martes en Sevilla ha aprobado la incorporación de la entidad andaluza al Sistema Institucional de Protección (SIP) Banca Cívica, integrado por Caja Navarra, Caja Canarias, y Caja Burgos. La aprobación se ha producido con la abstención de CCOO y los votos en contra de UGT.

De esta manera, el consejo ha dado el visto bueno al contrato de integración en Banca Cívica, que posteriormente deberá ratificar y aprobar definitivamente la asamblea general de la entidad en sesión extraordinaria el próximo 27 de diciembre. Así, Cajasol entra en el SIP con una cuota del 29,1 por ciento, Caja Navarra otra del 29,1 por ciento, Caja Canarias un 21,3 por ciento y Caja de Burgos un 20,5 por ciento.

Pulido, presidente del consejo de administración Antonio Pulido será presidente del consejo de administración, vicepresidente de la Comisión ejecutiva, presidente y consejero delegado de la Corporación Industrial, y presidente de la Junta General de accionistas de Banca Cívica Por su parte, Enrique Goñi será vicepresidente primero del Consejo de Administración, presidente de la Comisión ejecutiva, y consejero delegado del grupo bancario.

La décima entidad española Con la incorporación de Cajasol a Banca Cívica, se constituye una entidad líder en el mapa bancario español con un tamaño superior a los 75.000 millones de euros, con un modelo bancario diferenciado, situándose como la décima entidad en el ranking del sector financiero español. Tras la entrada de Cajasol en el SIP, éste verá incrementada su solvencia y su nivel de liquidez de forma sustancial.

Personalidad jurídica Al mismo tiempo, la integración permite a Cajasol el control y mantenimiento del negocio de banca territorial en sus zonas de implantación actual, el mantenimiento de la personalidad jurídica, y la continuidad de la Obra Social y Fundación con la adaptación progresiva al modelo Banca Cívica.

Las principales sinergias positivas de la operación proporcionarán a las Cajas integradas una relevante reducción de gastos generales de administración como consecuencia de la mayor dimensión alcanzada. En este sentido el SIP prevé alrededor de cerca de 200 millones de euros de ahorros anuales, con 550 millones de costes de reestructuración.