sábado, 18 de agosto de 2018

El Banco de España nacionaliza la CAM para capitalizarla y sustituye a sus administradores

El FROB ha acordado inyectar 2.800 millones de euros y ha puesto al frente de la CAM a José Antonio Iturriaga Miñón y Tomás González Peña

El Banco de España ha nacionalizado la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) para capitalizarla, y ha sustituido a sus administradores a solicitud del consejo de administración. El instituto emisor inició un proceso competitivo para posibilitar la enajenación de la CAM, de modo que desde el pasado sábado, la caja ya está siendo administrada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Tras evaluar la situación financiera y patrimonial de la CAM y constatar que su plan de recapitalización no era adecuado para asegurar su viabilidad, el Banco de España decidió enviar la pasada semana un escrito concediendo a la entidad diez días naturales para presentar una solución definitiva a su situación.

Ante ello, los consejos de CAM manifestaron al instituto emisor español la imposibilidad de encontrar de inmediato una solución viable para su negocio financiero, por lo que solicitaron la sustitución de sus administradores por otros designados por el FROB.

De esta forma, el FROB procederá a ampliar el capital del Banco y dará plena seguridad a sus depositantes y acreedores, según indica el organismo que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

El FROB ha acordado inyectar 2.800 millones de euros mediante la suscripción de acciones y otorgar una linea de crédito por 3.000 millones de euros de disponibilidad inmediata al grupo para asegurar su liquidez.

Igualmente, dicho organismo ha puesto al frente de la CAM a dos de los administradores que se hicieron cargo de CajaSur cuando fue intervenida el año pasado: José Antonio Iturriaga Miñón y Tomás González Peña.

"Absolutamente tranquilos"

El Banco de España ha asegurado que "los depositantes y los acreedores" de la CAM "pueden estar absolutamente tranquilos", porque todas las medidas adoptadas garantizan que la CAM pueda seguir operando con normalidad.

CAM fue una de las entidades financieras españolas que, considerando la inyección de capital comprometida por el FROB, quedó por debajo del umbral del 5% fijado como referencia en las pruebas de resistencia europea.

El Banco de España precisa que las pruebas de esfuerzo son un instrumento importante a disposición de los inversores, pero no son el único elemento a tener en cuenta a la hora de evaluar la solvencia y viabilidad de las entidades.

El organismo recuerda que la CAM formaba parte inicialmente del Sistema Institucional de Protección (SIP) de Banco Base, junto a Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, pero las asambleas de estas tres cajas rechazaron finalmente integrarse con la alicantina.

"La CAM debió afrontar en solitario su proceso de recapitalización", rememora el Banco de España, por lo que el 28 de abril acordó solicitar 2.800 millones al FROB para elevar su capital principal.

Finalmente, cabe destacar que el Banco de España ya intervino Caja Castilla-La Mancha (CCM) y CajaSur, adjudicadas en procesos competitivos a Cajastur y BBK, respectivamente.

F.L.P.