sábado, 18 de agosto de 2018

El alquiler vacacional, un respiro ante la crisis

Por Laura Rivera Casares, responsable comercial de HomeAway en España

"Desde una perspectiva continental, según nuestra experiencia, los propietarios europeos que utilizan los portales del grupo para alquilar sus inmuebles logran una ocupación para sus alojamientos de, como media, entre 18 y 20 semanas al año, lo que les genera unos ingresos medios anuales cercanos a los 13.000 euros".

Según los últimos datos oficiales de que disponemos, el 86% de las viviendas en España son en propiedad. Hay, además, un excedente de cerca de 700.000 viviendas de obra nueva que no encuentran comprador. Las entidades bancarias acuden a la continua y drástica bajada de precios para deshacerse de este exceso de ladrillo y, en consecuencia, el mercado de la vivienda de segunda mano y de segundas residencias también se resiente.

Muchos propietarios se encuentran frente a una coyuntura poco afortunada para vender a la par que, debido a la recesión económica y al menguante poder adquisitivo global que implica, soportan cada vez con más dificultad el peso del préstamo hipotecario y otros gastos asociados a esas propiedades. En este contexto, su alquiler para periodos de vacaciones gana enteros.

Las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística indican que sólo durante el pasado mes de agosto se superaron en España los 21,7 millones de pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros (especialmente alojamientos ofertados por particulares y casas rurales). Y, según nuestras estadísticas, el interés por España como destino turístico durante el pasado verano ha crecido un 26% frente al verano de 2011. Algo muy a tener en cuenta en un contexto global en el que el alquiler de alojamientos por periodos vacacionales despunta como una vía de ingresos en franca expansión y potenciada por la cada vez mayor utilización de Internet como herramienta clave para dar visibilidad mundial a los alojamientos españoles.

En este sentido, nuestros últimos análisis muestran que el 79% de los turistas que ha buscado alojamiento para vacaciones en España este verano ha invertido, como media, hasta cerca de 24 euros por persona y noche de alojamiento. Las estancias medias por las que se han decantado mayoritariamente son de una semana en apartamentos de seis plazas. Como conclusión, y yendo a máximos, el alquiler vacacional podría generar ingresos medios cercanos a los 850 euros por estancia al propietario de un alojamiento de estas características en España. Desde una perspectiva continental, según nuestra experiencia, los propietarios europeos que utilizan los portales del grupo para alquilar sus inmuebles logran una ocupación para sus alojamientos de, como media, entre 18 y 20 semanas al año, lo que les genera unos ingresos medios anuales cercanos a los 13.000 euros.

Asistimos, sin duda, al principio de la consolidación de una tendencia, la del alquiler de alojamientos para vacaciones, que gana adeptos entre propietarios y viajeros. Todo un respiro ante la crisis inmobiliaria.