martes, 22 de mayo de 2018

EEUU sale de la crisis, pero ¿a qué precio?

Empleos en cadenas de comida rápida Empleos en cadenas de comida rápida

Muchos son los medios que se han hecho eco de la salida de la crisis de Estados Unidos, que ya alcanza el nivel de empleo anterior a la recesión económica. Con una tasa de paro actual del 6.7%, los americanos miran de lejos el 10% de desempleo que registraba el país en octubre de 2009.

No obstante y según informa 'The New York Times', más de 10,5 millones de americanos siguen buscando trabajo, y son muy numerosos los que aún teniéndolo, necesitan mejorar unas condiciones que tachan de precarias. Aunque las cifras indican una clara mejoría de la economía norteamericana, un informe de National Employment Law Project demuestra que dicho crecimiento se ha basado principalmente en la cobertura de empleo mal pagado, no cualificado y precario, como los puestos de trabajo que se ofertan en restaurantes de comida rápida o en centros comerciales.

Los empleos seguros, bien remunerados y con garantías no han llegado aún, según ha declarado Michael Evangelist, autor del informe al New York Times ."El mercado de la comida es la que está empujando a la parte baja de la economía, la recuperación de empleo en esos sectores es absolutamente fenomenal". "Si esto es la realidad, si estos empleos están aquí para quedarse y van a formar una parte importante de la economía, la pregunta es, ¿cómo los mejoramos?".

De acuerdo a lo publicado en los medios americanos, la media de ingresos en una familia estadounidense ha bajado durante los años de crisis desde los 55.627dólares al año, a los 51.017 dólares de media en 2012 ya que muchos americanos habrían tenido que aceptar trabajar por salarios considerablemente menores a los que tenían antes.

Según el estudio, hay un millón de empleos menos en industrias de salarios medios, como sanidad o el sector inmobiliario que antes de la recesión. El crecimiento sin embargo se centra en restaurantes, tiendas o empresas de manejo de residuos, más concretamente supone el 40% del crecimiento del sector privado. Por otro lado cabe destacar que aunque los empleos con salarios altos -ingenieros, abogados o médicos- también han experimentado un crecimiento, sólo supone el 9% de los empleos creados.