martes, 19 de junio de 2018

Economía y modelo territorial, en Diálogos para el Desarrollo

Los dos ponentes con los directivos de los patrocinadores del encuentro Los dos ponentes con los directivos de los patrocinadores del encuentro

Empresarios y directivos de Sevilla y su entorno han tenido la oportunidad de conocer las ideas y reflexiones de los exministros Alberto Ruiz Gallardón y José Bono en relación con la economía, el desafío territorial y el liderazgo en un nuevo encuentro de Diálogos para el Desarrollo.

En el Hotel Meliá se han dado cita empresarios de los ámbitos de la automoción, las tecnologías y telecomunicaciones, las finanzas, los seguros, la sanidad y la comunicación en el encuentro "Retos para la recuperación de nuestro país", impulsado por Management Activo.

Los dos exministros han puesto de relieve la importancia del tejido empresarial y de la sociedad civil para construir el futuro más inmediato de España. Y este último, con toda seguridad, ha sido el término más utilizado en toda la jornada: España. Porque este ha sido el tema vertebrador de la sesión vespertina, que práticamente monopolizó tanto las intervenciones de los ponentes, como de la ronda de preguntas posterior. ¿Qué impacto puede tener desde el punto de vista económico, social y territorial el desafío del independentismo catalán?

Gallardón y Bono no han escurrido en ningún momento la cuestión y han hablado claro y sin tapujos al auditorio empresarial. El exministro José Bono ha sido explícito y contundente. En su análisis destacando "la falta de autoestima que es patente en nuestro país". Y ha subrayado que en un mundo globalizado no hay nada más "moderno, lógico y avanzado" que el "patriotismo bien entendido" que busca la concordia, la colaboración, la unidad y la integración, y no "la ruptura o separación, que es lo más retógrado que puede haber en un espacio como la Unión Europea". De ahí que propugne que "hay que modificar la Constitución para buscar la integración del sentimiento de ser español que haga vivir la nación española como una comunidad de buenos sentimientos y no de sentimientos encontrados".

El expresidente de Castilla-La Mancha y exministro de Defensa, también ha dedicado un importante espacio de su intervención a analizar la situación de desprestigio y desapego existente hacia la clase política y los partidos. En este sentido ha manifestado que "cuando las papeletas no entran en las urnas es porque los políticos no acabamos de entrar en sus casas ni en los asuntos de su interés", un problema que pasa por realizar una "reflexión profunda para autodiagnosticar en qué se falla y qué reformas son necesarias y urgentes".

Por su parte, Alberto Ruiz Gallardón, exministro de Justicia, ha reconocido que España vive en la actualidad "un desafío como no se había producido en décadas sobre la integridad territorial de nuestro país con el intento de una fuerza política de considerable apoyo popular -pero no mayoritario- de proclamar la independencia".

Por ello, "ahora es -en palabras de Gallardón- el momento de hacer una necesaria reflexión protagonizada no sólo por políticos y personas con cargos de responsabilidad, sino también por la sociedad civil, como son los empresarios y emprendedores, quienes construyen con su esfuerzo la riqueza de España". Y ha resaltado que para que una sociedad o una comunidad se desarrolle y progrese es necesario que se dé una situación, un escenario de "estabilidad, de confianza y de seguridad jurídica" que la haga atractiva a la inversión y a proyectos de futuro.

El encuentro que ha contado con los máximos responsables en la zona de sus patrocinadores: Crédito y Caución, Sanitas y el grupo de automoción Concesur-Fervial Mercedes Benz.