martes, 22 de mayo de 2018

Crédito y Caución prevé una contracción de la zona euro y una caída del 2,6% en el crecimiento mundial


J. G. T.   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   25.04.2012


La compañía de seguros Crédito y Caución prevé una contracción de la zona euro y una caía del 2,6% en el crecimiento mundial, de acuerdo con el último 'Economic Outlook', que distribuye la citada empresa.

De acuerdo con estas previsiones, se espera un aumento de las insolvencias en la mayoría de los mercados desarrollados, liderando la zona euro la recesión del crecimiento mundial, produciéndose además una "mayor dificultad" en el crecimiento de las empresas debido a las "duras condiciones" de financiación.

De esta manera, la incertidumbre en torno a la crisis de deuda soberana de la zona euro y la evolución de la economía ha aumentado las tensiones en los mercados financieros, aunque éstos se hayan relajado tras la inyección del Banco Central Europeo (BCE) de un billón de euros, según ha apuntado la compañía en nota de prensa.

En lo referente a las insolvencias, se espera un incremento en la mayoría de los mercados europeos en el presente año, mientras que esta dato mejora en el mercado estadounidense. Se prevé que este aumento sea mayor en el sur de Europa, alcanzando los incrementos de dos dígitos en Italia y Grecia.

En general, las insolvencias tienden a seguir el ciclo de actividad, lo que hace que un crecimiento económico por debajo de la tendencia dispare las cifras de insolvencias. Por lo tanto, este escenario sigue planteando riesgos adversos, por lo que un empeoramiento de la crisis de la zona euro afectaría duramente a las empresas y a los gobiernos de todo el mundo a través de vínculos financieros y comerciales, aunque se prevé que la zona euro se mantenga intacta, debido a los altos costes de una posible desmembración, según indica el estudio.

Por otro lado, otro alto riesgo reside en la subida acusada del precio del petróleo, dada la limitada capacidad excedente y los disturbios en Oriente Medio. Si bien la dependencia del petróleo está disminuyendo, un incremento importante del precio en un período breve de tiempo provocaría una subida de los precios al consumo y perjudicaría al gasto de consumo en todo el mundo.