martes, 25 de septiembre de 2018

¿Cómo mirar a la "nueva complejidad" del mercado global?

Intervención de los ponentes en la nueva jornada de Diálogos para el Desarrollo Intervención de los ponentes en la nueva jornada de Diálogos para el Desarrollo

Empresarios y directivos de Granada se han reunido en el foro Diálogos para el Desarrollo para debatir junto a los economistas Josu Ugarte y José María O'Kean sobre los retos a los que se debe enfrentar la gestión empresarial en Andalucía.

Los dos expertos han coincidido en la necesidad de que las empresas andaluzas busquen nuevos nichos de negocio en el exterior. Josu Ugarte ha abordado con los asistentes el cambio que ha supuesto el proceso de globalización para la economía, y qué claves hay que seguir para superar este contexto al que ha denominado como "la nueva complejidad".

El experto en internacionalización también ha destacado "la importancia de la competitividad para las empresas, y su capacidad para conquistar cuotas de mercado de manera rentable en el panorama nacional e internacional". Señala que los empresarios deben abordar este nuevo ciclo con amplitud de miras, adaptándose a unos mercados completamente diferentes y analizando qué tipo de implantación deben hacer en otros países.

Cambio estructural y mental

Por su parte, José María O'Kean ha analizado la recuperación de la economía española en un contexto de gran incertidumbre política. Apunta que se ha optado por un modelo de salida que no favorece un incremento de la productividad a través de mejoras en la tecnología y la competitividad, sino por uno "que ha cosechado muchas críticas por las cifras de desempleo y los salarios bajos que ha generado".

O'Kean, catedrático de Economía Aplicada y profesor en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, ha analizado con los empresarios los nuevos escenarios que se presentan para el tejido empresarial. Considera que los consumidores pagan cada vez más por productos que generen sensaciones, "ya que no es lo mismo tener cosas que sentirlas".

Este economista apuesta por un cambio estructural y de mentalidad en la forma de concebir las empresas y el mercado de trabajo. Señala que los empresarios "deben tener una visión de la cadena empresarial distinta, marcando estrategias para captar información de los consumidores sobre sus gustos y preferencias, antes que diseñando productos desde la oferta, donde se pueden cometer muchos errores".