sábado, 22 de septiembre de 2018

Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia cierran el ejercicio 2011 con el mayor déficit registrado

Castilla-La Mancha (7,30% del PIB), Extremadura (4,59%) y Murcia (4,33%) han sido las tres autonomías que encabezaron el mayor déficit registrado al cierre del ejercicio 2011. A continuación se situaron Cantabria (4,04%), Baleares (4%), Cataluña (3,72%), Comunidad Valenciana (3,68%), Asturias (3,64%) y Andalucía (3,22%).

Y por debajo del 3%, se quedaron Aragón (2,88%), País Vasco (2,56%), Castilla y León (2,35%), La Rioja (1,97%) y Navarra (1,89%); para finalmente cerrar la clasificación con el menor desequilibrio fiscal las autonomías de Canarias (1,78%), Galicia (1,61%) y Madrid (1,13%), siendo la región madrileña la única que cumplió el objetivo, según recoge Europa Press.

De este modo, y según anunció ayer el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, las comunidades autónomas registraron un déficit del 2,94% frente al 1,3% previsto anteriormente, mientras que las entidades locales contabilizaron un déficit del 0,38%; 0,08 puntos por encima de la cifra estimada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (-0,3%).

De hecho, el total de las comunidades autónomas terminó el ejercicio con un desequilibrio de 31.541 millones de euros. En 2010, la Administración autonómica tuvo un déficit también del 2,94% del PIB.

Por su parte, las administraciones públicas cerraron en su conjunto el año 2011 con un déficit del 8,51% del PIB, lo que se traduce en una desviación de más de 2,5 puntos respecto a lo previsto por el Gobierno socialista. En concreto, el déficit del Estado alcanzó el 5,1% del PIB frente al 4,8% previsto inicialmente, mientras que la Seguridad Social registró un déficit del 0,2% frente al superávit previsto del 0,4% del PIB.

Si bien, y teniendo en cuenta la situación actual, Montoro aseguró que se trata de datos aún "provisionales" y recordó que el Banco de España dará sus cifras de cierre a finales de marzo; una vez admitió que está preocupado por los datos de algunas comunidades -entre ellas Andalucía por la proximidad de los comicios-- y que la desviación de la Seguridad Social es "inquietante".

Redacción