miércoles, 26 de septiembre de 2018

Caja Rural del Sur ha incrementado la concesión de crédito a empresas

Momento de la Convención Anual de Directivos de la entidad Momento de la Convención Anual de Directivos de la entidad

Según los cifras expuestas del balance económico de Caja Rural del Sur, el volumen de recursos gestionado ascendió en 2015 a más 9.325 millones de euros, como se ha puesto de relieve en la Convención Anual de Directivos.

Además, ha informado la caja, se mantiene un nivel de solvencia del 18%, "muy superior a los establecidos por el regulador, que mantienen a la entidad como uno de los grupos financieros con mayor ratio del país". La evolución de los dudosos también ha sido positiva, reduciéndose el ratio de morosidad en 1,04% puntos, situándose en el 9,02%, lo que la sitúa por debajo de la media del sector, que roza casi el 10%.

En el último ejercicio, la entidad ha centrado sus esfuerzos -asegura- en el apoyo financiero a sus más de 700.000 clientes, "en especial a las pequeñas y medianas empresas, autónomos y cooperativas, al sector exportador, a los servicios y a la industria agroalimentaria en general, uno de los principales segmentos objetivos de la entidad, con un acompañamiento permanente en la gestión para este conjunto de una actividad empresarial que es tan importante dentro del sector productivo en todo el territorio andaluz". Con este fin, Caja Rural del Sur aumentó en 2015 de modo global su inversión crediticia hasta los 3.933 millones de euros.

De hecho, ha incrementado un 60% el crédito al sector empresarial, un 31% más de hipotecas y un 138 % más en préstamos al consumo. La diversificación de nuevos productos y segmentos financieros ha proporcionado también buena parte del aumento de negocio. En este sentido, sostiene la caja, "el fuerte crecimiento experimentado por la entidad proviene de la apuesta por el desarrollo comercial hacia nuevos productos de fondos de inversión, fondos de pensiones, y seguros".

Así se ha puesto de relieve, en la Convención Anual de Directivos celebrada en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla (FIBES), a la que han asistido un total de 500 directores de oficinas y servicios centrales de la entidad.

En el transcurso de la convención se ha tomado el pulso a la situación del sector financiero del país y se ha analizado la evolución del Plan de Negocio de Caja Rural del Sur (2014-2016). En cuanto a la visión del panorama actual, en su intervención, el director general, Rafael López-Tarruella, ha afirmado que en estos momentos "a pesar de la incertidumbre política, la economía española es atractiva, tiene un crecimiento equilibrado y es competitiva, con una previsión de crecimiento del PIB para 2016 en el 2,8%, según Funcas".

Sobre la situación de Caja Rural del Sur, López-Tarruella ha resaltado el buen estado de salud de la entidad a la que ha calificado como "bien capitalizada, con un balance bien provisionado y con una excelente situación de liquidez". Con estos datos, según López-Tarruella "el Plan de Negocio de la entidad tiene como objetivo la solvencia, la rentabilidad mediante la mejora del margen, y la eficiencia mediante el ahorro de costes, el crecimiento de negocio y clientes, incidiendo en la necesidad de fijar metas que permitan adaptarse al actual escenario de la economía española, donde se percibe mayor nivel de actividad y un crecimiento que se va consolidando".