domingo, 20 de octubre de 2019

Caja Rural del Sur alcanzará a finales de año las 114 oficinas con su nuevo estilo y diseño urbano

Interior de una de las nuevas oficinas de Caja Rural del Sur. Interior de una de las nuevas oficinas de Caja Rural del Sur.

La cercanía con el cliente es una de las políticas y líneas estratégicas prioritarias para el equipo de gobierno de Caja Rural del Sur. Y dentro de este objetivo de fondo juega un papel destacado el plan de desarrollo de las nuevas oficinas, que suponen la modernización y transformación radical de éstas. Un cambio que no solo se basa en una nueva imagen, como apuntan desde la entidad, sino en una apuesta por una atención 360 grados de los clientes, en un entorno adaptado a sus necesidades y en un proceso creciente de digitalización y urbanización de la demanda.

Con este fin la caja viene desarrollando este plan a lo largo de los últimos años. "Aunque esta adaptación de oficinas se ha potenciado en las zonas urbanas, el resto de la red comercial ha sido igualmente objeto de remodelación y adaptación a la nueva imagen", indican desde la entidad de crédito cooperativo.

Actualmente, Caja Rural del Sur está integrada por una red de 316 oficinas y 412 cajeros distribuidos en las capitales y localidades de las provincias de Huelva, Sevilla, Cádiz, Córdoba y Málaga, y cuenta con casi 1.000 empleados que dan servicio a 678.581 clientes y 136.675 socios.

Según este plan de remodelación de las nuevas oficinas de Caja Rural del Sur, la entidad tiene previsto a final de este año llegar a 114 oficinas de su red con la nueva imagen actual implantada. Es decir, algo más del 36% de toda la red que pose la caja.

Los responsables de este proceso han subrayado a Mercados21 que "se trata de un ambicioso despliegue de la entidad acometido a buen ritmo, ya que actualmente, del total de estas 114 oficinas, en 94 se ha terminado ya la remodelación y están abiertas al público, mientras 20 oficinas permanecen en la actualidad en ejecución y quedarán terminadas y abiertas antes de que termine el año".

El proceso se ha llevado a cabo de forma progresiva, de tal modo que en este periodo la primera oficina donde se implantó la imagen actual fue la localidad de Escacena del Campo, en enero de 2014.

Desde entonces, se han reformado, trasladado o abierto oficinas nuevas con la imagen corporativa actual a una media de 19 nuevas instalaciones al año en la totalidad de provincias en las que está presente.

Eficiencia de la red comercial

Este proceso de implantación de nuevo diseño e imagen de las oficinas se ha llevado a cabo tanto en interior como exterior de los establecimientos, con una imagen diseñada y concebida corporativamente para conectar más eficazmente tanto con sus clientes habituales como con los nuevos públicos y mercados.

De este modo, sostienen en Caja Rural del Sur, las oficinas destacan por "su diseño moderno y con un práctico concepto de banca urbana teniendo en cuenta las nuevas formas en la que los clientes se relacionan con la entidad".

Como ya viene ocurriendo en la mayoría de las redes de las entidades financieras a nivel nacional, el objetivo es adaptar las oficinas de la red comercial a los nuevos tiempos, con un concepto más personal y cercano con el fin de estar cada día más cerca de los clientes y poder así atender de forma efectiva sus necesidades "con un centro de atención y asesoramiento multicanal".

De esta forma en las nuevas instalaciones se pone a disposición de los clientes "soluciones tecnológicas de autoservicio para mayor agilidad en su operatoria diaria así como gestores especializados para asesorarles".

Este plan de adaptación de oficinas se ha venido desarrollando progresivamente en los últimos meses, junto con algunas integraciones y traslados de oficinas en diferentes provincias para hacer, aseguran en la caja, "una red comercial más eficiente".